AMET envía a Fiscalía choferes apedrearon autobús

Juan Gerenomi Brown PerezSANTO DOMINGO, RD.- La Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) remitió la tarde de ayer a la Fiscalía del Distrito Nacional, para ser sometidos a la justicia, a tres choferes que esta mañana atacaron a pedradas un autobús del transporte de pasajeros, agresión en la que una niña de siete años y su madre resultaron heridas.

El incidente fue protagonizado por choferes de “carros del concho” que cubren el tramo comprendido entre las avenidas Independencia y John F. Kennedy cuando persiguieron al conductor de un autobús de la ruta am Cristóbal-Santo Domingo, después de que este último supuestamente envistiera una unidad de perteneciente a uno de los atacantes.

El general Juan Jerónimo Brown Pérez, director de AMET, confió en que sobre esas personas renacerá todo el peso de la ley por lo que definió como “inaceptable comportamiento que puso en peligro la seguridad de los ocupantes del vehículo agredido”. Esperamos sanciones drásticas, dijo, contra estos individos.

Los choferes entregados al Ministerio Público para el formal sometimiento la justicia fueron identificados como José Luis Pérez de la Cruz, Edwin Emiliano Doñé y Junior Florentino de Jesús, dice un comunicado emito esta tarde por el portavoz de la AMET, Roberto Lebrón. No fue posible determinar los nombres de las lesionadas.

Comentó que los envueltos en el incidente persiguieron el autobús, conducido por Florentino de Jesús, y lograron destruirle un cristal del lateral derecho. La señora y la menor heridas estaban sentadas en el último asiento, done fueron alcanzadas por las piedras lanzadas al vehículo.

Miembros de las Fuerzas Armadas que patrullaban la zona evitaron la ocurrencia de desgracias mayores, actuación que minutos después fue reforzada por miembros de la Policía y de la AMET, en manos de quien fue dejado el caso. Los arrestados fueron conducidos al cuartel policial del Mirador Sur y luego a la Fiscalía.

El incidente inició cuando el chofer del autobús montaba pasajeros en la Avenida Núñez de Cáceres, próximo a la Independencia, lo que hizo reaccionar en forma violenta a los conductores de carros públicos, afiliados a la Confederación Nacional de Transporte (CONTRA). Se trata del autobús Nissan, placa Z502150.

Los choferes de carros públicos persiguieron el autobús hasta darle alcance en la Avenida Sarasota, donde le cruzaron por delante el automóvil Toyota Camry placa A134297, el cual fue embestido por la parte trasera, provocando esto el violento conflicto. La niña y su madre heridas fueron llevadas a un centro médico privado.