ATENCIÓN: Remedios expectorantes para la tos

ATENCIÓN: Remedios expectorantes para la tos

ATENCIÓN: Remedios expectorantes para la tos

En este artículo compartimos 3 recetas para elaborar remedios expectorantes para la tos. De este modo, con ingredientes naturales podemos promover la expulsión de la mucosidad y proporcionar un gran alivio en casos de gripe o resfriado.

Sigue leyendo para conocer paso a paso estas recetas, así como las propiedades curativas de sus ingredientes medicinales. No obstante, siempre recomendamos acudir al médico y consultarle antes de realizar cualquier tratamiento.

3 remedios expectorantes para la tos

1. Infusión de regaliz e hinojo

Raíz e infusión de regaliz
La combinación de expectorantes naturales como el regaliz y el hinojo favorece la expulsión de mucosidad y el alivio de la tos.

El regaliz es un remedio natural y casero para tratar diferentes afecciones. Entre ellas, destacamos sus virtudes expectorantes, antitusivas, antivíricas y demulcentes (protectoras de las mucosas). Es una planta medicinal antimicrobiana muy adecuada para todo tipo de infecciones respiratorias.

Además, el hinojo también es un buen expectorante y remedio para la tos tan habitual en resfriados y gripes. Por tanto, podemos combinar ambas plantas en una infusión medicinal muy efectiva.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz de regaliz (5 g) cortada en el momento
  • 1 cucharada de semillas de hinojo (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Elaboración

  • En primer lugar, hervir el regaliz y el hinojo en el agua durante 5 minutos.
  • Después, tapar la cazuela y dejar reposar 10 minutos.

¿Cómo la tomamos?

  • Tomar todavía caliente para aprovechar al máximo sus beneficios, a poder ser con el estómago vacío y dos o tres veces al día.
  • No obstante, las personas con hipertensión arterial siempre deberán tomarlo bajo supervisión médica, ya que el regaliz sube la tensión.

2. Remedios expectorantes para la tos: Vahos de eucalipto blanco

Mujer haciendo vahos
Mediante los vahos conseguimos abrir las fosas nasales y fluidificar la mucosidad acumulada.

El eucalipto blanco (Eucalyptus globulus) es la planta medicinal más utilizada a la hora de hacer vahos para las afecciones respiratorias. Se recomienda en casos de resfriado, mucosidad, tos, asma y dolor de garganta. También se utiliza su aceite a nivel tópico para masajear la espalda alta y el pecho.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hoja de eucalipto (18 g)
  • 4 tazas de agua (1 l)

Elaboración

  • En primer lugar, poner a hervir las hojas de eucalipto en el agua durante 10 minutos.
  • Después, apagar el fuego y ponernos a hacer los vahos, por lo menos, a 30 centímetros de distancia, sin quemarnos. Podemos respirar por la nariz y la boca.
  • Encima de la cabeza nos pondremos una toalla o una manta para crear un efecto sauna.
  • También podemos descubrirnos un poco el cuello y el pecho para lograr un efecto directo de los vahos en esa zona.
  • Hacer varias inhalaciones y, si es necesario, volver a calentar la decocción.
  • Después, al terminar, siempre deberemos abrigarnos bien.
  • Además, podemos repetirlo varias veces al día.

¿Cómo se hacen los vahos?

El eucalipto tiene un efecto muy potente, así como algunas contraindicaciones y efectos secundarios cuando se toma. Por ello son mucho más recomendables los vahos, incluso también para los niños.

3. Jarabe de jengibre, canela y cayena

Canela, jengibre y miel: remedios expectorantes para la tos
Este jarabe natural y casero es eficaz en casos de gripes y resfriados que cursen con tos productiva, pues favorece la eliminación de la mucosidad.

El último de estos remedios expectorantes para la tos es un jarabe que podemos elaborar nosotros mismos en casa. Además, los ingredientes son naturales y tienen muchas propiedades medicinales.

Este jarabe contiene 4 ingredientes:

  • Jengibre: Es expectorante y da mucho calor a todo el pecho.
  • Canela de ceilán: Expectorante, antiinflamatoria y antiviral.
  • Pimienta de cayena: Refuerza el sistema inmunitario y combate la congestión.
  • Miel de abeja: Antibiótico natural, bactericida y antiséptica, alivia la tos y facilita la expulsión de la mucosidad.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de jengibre fresco rallado (40 g)
  • 1 cucharada de canela de ceilán en polvo (15 g)
  • ½ cucharadita de pimienta de cayena (2 g)
  • 1 taza de miel de abeja (340 g)
  • 2 taza de agua (500 ml)

Elaboración

  • Para empezar, en una cazuela poner a hervir todos los ingredientes, excepto la miel, a fuego lento, por lo menos durante media hora.
  • A continuación, colar las plantas medicinales y poner de nuevo a hervir solo la decocción ya filtrada junto con la miel de abeja.
  • Después, dejar la olla destapada para que se vaya evaporando el agua y así conseguir la textura del jarabe, por lo menos durante 15 minutos.
  • Por último, dejar enfriar y guardar en un envase hermético en la nevera.

¿Cómo se toma el jarabe?

  • Tomar 1 cucharada media hora antes de cada comida, sola o bien mezclada con agua caliente.

Ahora ya conocemos tres remedios expectorantes para la tos, caseros y sencillos de preparar. Estos nos permitirán calmar esta afección respiratoria de manera efectiva. No obstante, siempre recomendamos acudir al médico y seguir todas sus recomendaciones.

Compartir