Boston se convierte en la capital de las dinastías

Boston se convierte en la capital de las dinastías

El sexto título de Super Bowl que los Patriots de Nueva Inglaterra lograron en la undécima participación de su historia, convierte a la ciudad de Boston en la única del país que posee a cuatro equipos diferentes de los deportes profesionales que se han convertido en dinastías.

Los Patriots con los legendarios, el mariscal de campo Tom Brady, y el entrenador en jefe Bill Belichick, la pasada noche alzaron el sexto trofeo de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) a vencer por 13-3 a los Rams de Los Ángeles en el Super Bowl LIII
La primera, legendaria y única que hizo que el nombre de Boston alcanzase todos los rincones del mundo fue la de los Celtics que tiene en su poder 17 títulos, la mejor marca en la historia de la NBA y la segunda en todos los deportes profesionales de Estados Unidos, sólo superados por los Yanquis en el béisbol de las Grandes Ligas (27 títulos de Series Mundial).

Precisamente, el único equipo que intentó hacerle sombra fueron los Medias Rojas de Boston, actuales campeones de la Serie Mundial, que le ganaron el pasado otoño a otro equipo angelino, los Dodgers, quienes militan en la Liga Nacional.

Los Medias Rojas bajo la dirección del piloto puertorriqueño Alex Cora dieron al equipo de Boston el noveno título en el “Clásico de Otoño”, marca que solamente los Yanquis han podido superar.

Después de la maldición del “Bambino”, cuando Babe Ruth dejó a los Medias Rojas para irse con los Yanquis, el equipo de Boston que tenía en su poder cinco Series mundiales tuvo que esperar nada menos que 86 años antes que conseguir de nuevo el “Clásico de Otoño”.

Pero desde que en el 2004 logró su sexto título de la Serie Mundial, los Medias Rojas han ganado ya otros tres títulos, en el 2007, en el 2013 y en el 2018.

Mientras, los Bruins de Boston de la Liga Nacional de Hockey Sobre Hielo (NHL) completan la cuarta dinastía dentro de los deportes profesionales al haber conseguido seis título de la Stanley Cup.

Compartir