Calma en Pedernales tras militarización

A pesar del ultimátum dado a los haitianos por habitantes de Pedernales para que abandonaran esa provincia, este martes en la mañana reinaba la calma, luego que las autoridades dominicanas militarizaran ayer esa zona fronteriza para calmar la indignación de la población, que reclama justicia por el asesinato de una pareja de esposos cometido por tres haitianos.

Ayer, decenas de personas protestaron frente a la Fiscalía, la Gobernación provincial y el Palacio de Justicia, en reclamo de justicia por la muerte del agricultor Reyes Pérez y su esposa Neida Féliz Urbáez, atacados el 19 de febrero pasado por tres haitianos, uno de los cuales fue apresado por las autoridades haitianas y dos están prófugos. Los matadores utilizaron machetes para cometer el hecho y luego robaron en la vivienda de éstos y se llevaron una motocicleta.

Un grupo de dominicanos indignados por el asesinato de la pareja dio un plazo de 24 horas a los haitianos, que se cumplió hoy a las 10:00 de la mañana, para que abandonaran la provincia y los advirtieron que de no hacerlo deberían atenerse a las consecuencias.

Cientos de haitianos desde ayer recogieron sus enseres y abandonaron la provincia hacia su país, mientras que cientos de militares del Ejército de República Dominicana (ERD), el Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (Cesfront), así como de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim), la Armada Dominicana, entre otros organismos de seguridad del Estado y la Policía Nacional, patrullan las calles de Pedernales, para evitar agresiones y enfrentamientos entre haitianos y dominicanos.

Reúnen autoridades
Esta mañana, se produjo una reunión, encabezada por el comandante general del ERD, mayor general Braulio Alcántara López, con el gobernador provincial, Cruz Adán Heredia; el alcalde Luis Manuel Matos Félix, el cura párroco de la Iglesia Nuestra Señora de la Altagracia, Milton Ramírez, y otras personalidades de la provincia.

El mayor general Alcántara López llegó temprano a Pedernales y se reunió con las autoridades dominicanas, con el fin de mantener bajo control a los dominicanos indignados y prevenir confrontaciones con los haitianos.

Las tropas militares están apostadas en estaciones de combustibles, oficinas públicas, así como en carreteras y zonas donde habitaban los extranjeros, mientras se vigilan las carreteras y caminos y se observa a helicópteros y aviones en labores de vigilando desde el espacio aéreo dominicano.

El director del Cesfront, general Sugar Frugis Martínez, dijo que desde ayer en la tarde todo está normal en Pedernales, tras los militares tomar la vigilancia y seguridad de la provincia.

Otro hecho Los pedernalenses también responsabilizan a los haitianos del asesinato del joven Turbi Díaz, de 26 años, cuyo cadáver fue encontrado en el vertedero del municipio Oviedo.

Enfrentamiento

Tras la muerte de los esposos Reyes Pérez y Féliz Urbáez, se han producido pedreas entre haitianos y dominicanos en los últimos días, que también se atribuyen a un laegado crimen de dos hermanos haitianos y otro hombre de esa nacionalidad.

Amarante Baret
El Ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, advirtió que los habitantes de Pedernales no tienen ningún derecho a tomar la justicia por sus propias manos, al tiempo que pidió esperar que el Ministerio Público junto a los organismos investigativos, trabajen y terminen las investigaciones en torno a la muerte de la pareja.

Solicitó a las autoridades haitiana entregar a los responsables del doble crimen de los dominicanos, para que estos sean procesados por la justicia de República Dominicana.

Senador
El senador de la provincia, Dionis Sánchez, advirtió que en Pedernales no habrá paz hasta que se someta a la justicia a los tres haitianos acusados de matar a los esposos dominicanos.

Apunte

Gestionan
Autoridades dominicanas gestionaban esta mañana un encuentro con el jefe de la Policía de Haití, a través del cónsul haitiano en Pedernales, para que se entregue a los autores del crimen de los esposos, que según informaciones sólo hay uno detenido y otros dos prófugos.