Concluye juicio a pandilleros trinitarios por asesinato de Junior; jurados lloraron por argumentos de fiscales

Concluye juicio a pandilleros trinitarios por asesinato de Junior; jurados lloraron por argumentos de fiscales

Concluye juicio a pandilleros trinitarios por asesinato de Junior; jurados lloraron por argumentos de fiscales

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El juicio que se les siguió a los pandilleros de Los Trinitarios, Elvin García, Rodríguez Hernández Santiago, José Muñiz, Manuel Rivera y Jonaki Martínez Estrella, acusados por el brutal asesinado del estudiante dominicano Lesandro Guzmán Feliz (Junior), el 20 de junio de 2018, concluyó ayer martes con el cierre de argumentos de los fiscales, arrancando lágrimas en los jurados que lloraron después de ver las últimas imágenes, parte de las evidencias presentadas por el Ministerio Público.

Mientras eso ocurría, el abogado defensor Kyle Watters, aseguró que Junior estaba en una pandilla, y que el asesinato no fue un caso de identidad equivocada, sino de desgracia.

Algunos jurados lloraron luego que el fiscal adjunto Morgan Dolan expuso sus argumentos de cierre, que incluyeron una recopilación en video de la persecución y apuñalamiento de Junior.

«Cuando empujas el cuchillo una y otra vez, y cuando cortas con el machete una y otra vez, es la intención de matar», dijo el fiscal al jurado.

Los otros nueve pandilleros se enfrentan a cargos de asesinato en segundo grado y serán enjuiciados en una fecha que será programada después del veredicto del jurado contra los cinco enjuiciados, que podría ser mañana jueves, cuando terminen las deliberaciones.

El abogado de Jonaiki Martínez Estrella argumentó que su cliente tenía mucho que demostrar como uno de los trinitarios probatorios únicos en la escena.

Argumentó que Estrella cortó el cuello de Junior con la intención de hacer daño, no de matarlo diciendo que temía que los superiores lo castigaran si no cumplía las órdenes.

La defensa pidió la anulación del juicio, pero el juez rechazó la moción.

El fiscal Dolan puso una de las llamadas telefónicas grabadas de Estrella en la prisión, en la que alega que su propia esposa lo llamó asesino. Estrella también reveló que dejó caer su arma por una alcantarilla en una de las llamadas.

Dolan utilizó toda la evidencia a su disposición, incluidas las fotos de la autopsia, para argumentar que todos los acusados ​​compartieron la misma intención no solo de matar a Junior, sino también de torturarlo en el proceso.

Ambos son elementos del asesinato en primer grado.

De ser hallados culpables, lo que es probable, los cinco pandilleros serán condenados a cadena perpetua por asesinato en primer grado.

Compartir