De la Renta comparte escenario con Juan Luis Guerra

MEXICO (AP).- Próximo a cumplir 79 años, el afamado diseñador de modas dominicano Oscar de la Renta deleitó a los mexicanos no sólo con sus creaciones, sino también cantando al lado de su compatriota Juan Luis Guerra.

«Estamos maravillados con el desfile de nuestro Oscar, que es tan querido por todos nosotros los dominicanos, y por el mundo entero. El me va a acompañar en una bachata», dijo Guerra la madrugada del domingo, al invitar a compartir el escenario a De la Renta.

El multigalardonado músico ofreció un recital como parte de la «Gala Moda Nextel Mexico City», en la que se presentó la colección Resort 2012 del modisto.

«Juan Luis va a diseñar mi próxima colección y yo voy a cantar su próxima canción», bromeó de la Renta antes de interpretar «Te regalo una rosa», que fue aplaudido por una audiencia que ya bailaba sobre las pasarelas.

De la Renta presentó en el evento, que comenzó la noche del sábado y se extendió hasta la madrugada del domingo, una extensa colección integrada por cerca de 50 piezas entre trajes de cóctel, prendas casuales, trajes de baño y sus exquisitos trajes de noche.

También incluyó algunas creaciones para hombre, integrada en su mayoría por pantalones y camisas y unos cuantos trajes.

La tarde del sábado, el modisto ofreció una rueda de prensa en la que relató cómo surgió su deseo por subirse a un escenario.

«Yo le dije a Juan Luis Guerra, para que vean que yo soy un atrevido, ‘Yo voy a cantar una canción contigo’, indicó. «No sé si voy a poder cantar, pero lo voy a tratar. En la vida hay que tratarlo todo», agregó.

Reconocido por sus románticas creaciones, el veterano diseñador, quien fue nombrado embajador turístico de la ciudad de México, aseguró que no contempla su retiro del mundo de la moda. «Tengo una inmensa pasión por lo que hago y para mi cada día es un día nuevo donde aprendo más cosas. El día en que diga: ‘ya lo aprendí todo’, ese día debo de hacer todo lo que hago», señaló.

Discípulo del legendario Cristóbal Balenciaga, la maestría para el desarrollo de la alta costura y los trajes de noche llevaron a De la Renta a trabajar en afamadas casas francesas como Lanvin y Balmain.

Su paso por dichas firmas le han llevado a desarrollar una moda que define como «súper femenina» y ubicar una evolución en la industria.

«Estamos lidiando con un consumidor que sabe muchísimo más. Cuando comencé en los años 60, probablemente la mujer a la que yo vestía tenía que ir a preguntarle a su marido si podía comprar el vestido o no… Hoy en día la mujer tiene el poder adquisitivo de poder hacerlo ella. No hay lealtad en ese consumidor», aseguró, el creador de los premios del Consejo de Diseñadores de Moda de América, CFDA, por sus siglas en inglés.

«Lo que yo tengo que hacer es que la mujer se enamore de lo que yo hago y que a través de ese amor diga que lo que yo hago le ayude a proyectar su individualidad».