Dice tierras reclama empresa son del IAD

El director del Instituto Agrario Dominicano (IAD) afirmó hoy que la denuncia realizada por la empresa Biofcacao representada por Isidoro de la Rosa, en el sentido de que esa entidad intenta despojarlo de tierras en las que tiene inversiones millonarias, carece de fundamento, debido a que esas tierras forman parte de la antigua colonia Mariano Cestero, en Dajabón.

Emilio Toribio Olivo dijo que “la empresa de referencia ocupa irregularmente, terrenos propiedad de este Instituto Agrario Dominicano, ubicados en la Parcela 1-Reformada, del Distrito Catastral Num.2 del municipio de Restauración, perteneciente a la antigua colonia Mariano Cestero, hoy Asentamiento 088”.

 Precisó que “la única propiedad “legítima” del señor Isidoro de la Rosa en esta parcela, es un área de 200 tareas que recibió como parcelero del Instituto Agrario Dominicano (IAD), según el título provisional emitido en el año 2012, sobre la base de su declaración de percibir un ingreso de RD$8,000.00 (ocho mil pesos) mensuales”.

El pasado año, durante la gestión que encabeza Toribio Olivo al frente del IAD se iniciaron sendos procesos judiciales en defensa de estas propiedades, de los cuales está apoderado el Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original de Montecristi.

El funcionario resaltó que “por tal razón mantendremos la defensa de estas tierras ante las instancias judiciales competentes”.

En rueda de prensa esta mañana dijo que el señor de la Rosa es reincidente en en su búsqueda de tierras de reforma agraria, ya que en el año 2015 acusó de violación de propiedad e intentó desalojar a parceleros asentados en el Proyecto AC-427 Carmen Celia Ricart de la Parcela Num.1-A del Distrito Catastral Num.5 de Monte Plata, propiedad del IAD, “desalojo que enfrentamos judicialmente, demostrando el derecho de propiedad de esta institución, lo que le obligó, dos años después, a desistir formalmente de su ilegal pretensión”.

UN APUNTE

Reincidente

El director del IAD dijo que De la Rosa es reincidente en esas acciones, ya que en el año 2015 acusó de violación de propiedad e intentó de desalojar a parceleros asentados en el Proyecto AC-427 en Monte Plata, en tierras propiedad del IAD, pero esa entidad lo impidió.