Dominicano que cercenó dedo con dientes a un agente de la ICE tenía dos arrestos previos en Nueva York

Dominicano que cercenó dedo con dientes a un agente de la ICE tenía dos arrestos previos en Nueva York

Dominicano que cercenó dedo con dientes a un agente de la ICE tenía dos arrestos previos en Nueva York

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El dominicano Cristóbal Santos Felix, que la semana pasada cercenó la parte de arriba dedo anular izquierdo a una veterano agente de la ICE, cuando intentaba escapar de su apartamento en El Bronx para no ser deportado, tenía dos arrestos previos en Nueva York, uno por manejar embriagado y el otro, por agresión, dijeron los federales en un comunicado el viernes.

Santos Felix, se había quedado desde 2015 ilegalmente después que su visa de turista expiró y al parecer, los federales de la ICE lo encontraron en la base de datos de inmigración, por lo que varios agentes fueron enviados a su casa para arrestarlo y deportarlo.

Cuando estaba esposado, el dominicano les pidió a los oficiales que le quitaran las esposas, para poder buscar más ropa e irse con ellos, pero en cambio, salió disparado del apartamento tratando de buscar una salida para huir, siendo interceptado por el agente al que le mordió el dedo, dice el comunicado.

El incidente ocurrió el 3 de marzo y el agente de la ICE no ha sido identificado.

El tabloide NY Post, publicó una foto de una mano en la que aparece un dedo cercenado, pero no quedó claro si se trata de la del oficial, o es una imagen falsa para recrear el ataque.

Los federales alegan que Santos Félix entró al país en junio de 2015 con una visa de turista y se quedó luego que la entrada venciera.

Enfrenta cargos federales por agresión y asalto a un oficial de inmigración, que se le suman al de la violación del plazo de visa en Estados Unidos.

Fue condenado por conducir en estado de ebriedad y arrestado una segunda vez el 29 de septiembre de 2018.

La ICE dijo que sometió una petición al Departamento de Correcciones el año pasado que le entregara al dominicano para deportarlo, pero fue puesto en libertad por las autoridades estatales.

«Las comunidades están más seguras cuando las agencias aplican la ley en conjunto, sin embargo, la política de las ciudades siguen dificultando la coordinación necesaria para mantener a los delincuentes peligrosos fuera de nuestras calles», dijo un portavoz de ICE al Post.

«El agente de la lesión fue el directo, previsible y totalmente evitable resultado de la política santuario que mantienen el estado y la ciudad de Nueva York a favor de extranjeros criminales”, añadió la ICE.

“Los defensores de las políticas de las ciudades santuarios, reclaman que las comunidades sean más seguras, pero en muchos casos, esa política está causando más daño que bien», dijo la agencia federal.

Compartir