El fin de semana más trágico del año en las carreteras siega 26 vidas en España

Velocidad inadecuada y salida de la vía. Esas han sido las causas más repetidas en los 21 accidentes mortales que se han producido en las carreteras españolas este fin de semana, el más trágico en lo que va de año.

26 personas han fallecido y 13 han sufrido heridas graves, según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT), que incluye en el cálculo los siniestros ocurridos hasta las 20.00. Al menos 15 de los fallecidos eran menores de 35 años, entre ellos los cuatro jóvenes que murieron ayer en Jadraque (Guadalajara).

De los 21 accidentes mortales, al menos en 10 de ellos la causa ha sido una salida de la vía y en ocho, la velocidad inadecuada, según fuentes de la DGT citadas por la agencia Efe. El sábado fue la jornada de mayor siniestralidad en todo el fin de semana, con 11 accidentes y 16 fallecidos. Además, nueve personas sufrieron heridas graves.

El viernes se produjeron cuatro accidentes, con otras tantas víctimas mortales, un herido grave y dos leves. Este domingo, hasta las 20.00, se han registrado seis siniestros, en los que han perdido la vida seis personas.

El accidente de Jadraque ha sido el más trágico de todo el fin de semana, cuando dos vehículos chocaron en la carretera CM-101. Uno de los coches se incendió. En él iban cuatro jóvenes, de entre 18 y 23 años, que fallecieron.

La conductora del otro vehículo, una mujer de 51 años que volvía a su pueblo tras asistir a una boda en Jadraque, también murió. A las 20.00 de esta tarde la circulación era intensa en las entradas a Madrid por las autovías A-1, a la altura de El Molar y de San Agustín de Guadalix, con 10 kilómetros de retención; A-5, en Navalcarnero y Móstoles, y A-6; en Torrelodones.

En Andalucía, las mayores complicaciones se producían en la A-45, en Málaga, en dirección a Córdoba; en la A-49, en El Rocío (Huelva), en dirección Sevilla; y en la N-340, en Salobreña (Granada). Las entradas a Barcelona tenían tráfico lento en la AP-7, a la altura de La Roca del Vallés, Avinyonet del Penedés, Sant Celoní y Villafranca del Penedés.