El presidente del Frente Cívico y Social felicitó a los trabadores en su día y les pidió luchar para eliminar las AFP

SANTO DOMINGO.- El presidente del Frente Cívico y Social Isaias Ramos, felicitó a todos los trabajadores que sostienen y dignifican la Patria .Aprovechó la ocasión para reiterarles que unifiquen esfuerzos para que sus derechos, fruto de su ardua labor, sacrificio y sudor no continúen siendo aprovechados por una élite que solo piensa para sí.

El Dr.Ramos comentó que las AFPs tal como existen, son empresas que nunca debieron existir ya que debieron concebirse para el bienestar de todos pero se utilizaron para el provecho de una élite, dejando al trabajador con las manos vacías y un futuro incierto lleno miseria.

Recordó que en agosto del  año  pasado cuando el FCS llam[o a los trabajadores a estar alerta  sobre los fondos,  a esa fecha esa élite había recibido según desembolso, la suma  del 25% del supuesto excedente de rentabilidad, 1174 millones de dólares y por concepto de ingreso mensuales de administración (0.05% sobre el salario cotizable), la suma de 568 millones de dólares,  en total 1742 millones de dólares por lo que al día de hoy, sus ganancias deberán estar por encima de los 2000 millones de dólares .

Acotó que esto es un atropello no solo inhumano y abusivo sino también indignante y que es una manera de seguir incrementando la miseria para satisfacer los caprichos a una élite política y económica insaciable.

Alertó que en estos tiempos de incertidumbre podríamos estar hablando de que el Estado podría presentar algún impago de la deuda y esto conlleve a una quiebra de las dichosas  AFPs,  por lo que los fondos desaparecerían, y de que se presente una devaluación de la moneda y todo esos recursos se evaporen. Por supuesto, ellos siempre ellos solidarios, socializando las pérdidas y capitalizando las ganancias, total, ya se llevaron a sus bolsillos  casi 2 mil millones de dólares del sudor, del sacrificio de aquel que sale día a día  a buscar un mejor futuro para sí y los suyos.

Ramos recomendó que la única vía para recuperar esos fondos de manera intacta y completa  y que realmente sea para beneficio de todo un pueblo es empoderándonos, exigiendo ya sea a través de un plebiscito o manos caídas y mantenerlo hasta que se apruebe una ley  creando una corporación soberana con una dirección autónoma  y un consejo rotativo con representantes del Estado, del sector obrero y empresarial y auditorias internacionales cruzadas donde el Estado cancele el 80% de los bonos adeudados, traspasando activos tales como  generadoras de electricidad, distribuidoras de electricidad,  concepción total de toda la energía renovable que demanda el País  y otros bienes de servicios básicos  que completen la suma  del valores adeudados.  Y el restante de los fondos que manejen las AFPs entregando bienes, instrumentos financieros, ya sean estos en bonos emitidos u otros instrumentos y eliminando las AFPs después de terminado el proceso.

Ramos consideró que en estos tiempos de verdadera perplejidad es la única manera de salvar esos fondos primero porque las AFPs no van a conseguir las ventas de esos bonos en mercados secundarios y lo último que queremos son papeletas de colores, que se inunde el País de inorgánico con una expansión monetaria que nos ponga a todos a volar peor que la crisis financiera del 2003.

.

El Dr. Ramos advirtió a la clase trabajadora que no hay tiempo que perder porque de no lograr llevar esta lucha hasta la victoria esas mismas empresas o activos que hoy podemos recuperar para el beneficio de todos, caerán en mano de esa misma élite que está a punto de darnos el zarpazo para terminar de adueñarse de lo poco que le queda al Estado.

Puntualizó que se debe actuar conteniendo nuestras frustraciones y sentimientos que solo nublan la razón, fruto de las tantas injusticias y desigualdad y con un corazón  lleno de pasión y fervor, con intenciones  puras , sinceras y además con todas nuestra fuerza, valor y determinación de luchar hasta la victoria para  lograr lo justo y lo correcto.

Ramos se despidió deseando ricas bendiciones del cielo para hoy y siempre a cada trabajador dominicano.