Facebook se arrodilla en Alemania

Facebook parece haber comprendido que la cultura de protección de datos en Alemania dista mucho de la de EEUU y ha accedido a endurecer aquí las condiciones en las que sus usuarios pueden compartir información con grupos más o menos restringidos. Tras varias reuniones con autoridades alemanas, la compañía ha decidido aplicar en Alemania una nueva subdivisión de ‘amigos cercanos’ y una nueva de ‘conocidos’, dando al usuario la oportunidad de escalonar el grado de relación con los demás y compartir ciertos datos solamente con direcciones predeterminadas.

La compañía ha fichado a la ex eurodiputada alemana Erika Mann como enlace con las autoridades europeas en Bruselas para, en el futuro, encauzar a través de ella los servicios que presta en este continente. Mann trabajará en estrecho contacto con Erin Egan, el abogado especializado en Internet que trabajará para Facebook desde Washington.

Facebook acepta así un código de conducta autoregulada de protección de datos en Alemania, uno de los países con leyes federales de protección de datos más estrictas del mundo. El mes pasado, el Estado de Schleswig-Holstein ordenó la eliminación del botón ‘like’ de Facebook, y amenazaba con fuertes multas, alegando que Facebook desarrolla perfiles de los usuarios y no usuarios por igual con los datos del botón ‘like’, lo que viola la ley alemana.

Las autoridades alemanas también habían instado a Facebook a desactivar la función de reconocimiento facial justificando la petición en que equivale a la recolección de datos no autorizada de las personas. Facebook ha decidido atender estas peticiones y establecer un código de conducta específico para este país después de que Richard Allan, director de Facebook de política pública europea se reuniese la semana pasada con el ministro del Interior alemán, Hans-Peter Friedrich en Berlín.