Industriales rechazan resolución penaliza usuarios regulados exceden demanda programada de energía

La Asociación de Industrias de la República Dominicana rechazó la penalización que la Superintendencia de Electricidad ha impuesto sobre los usuarios no regulados, la mayoría de los cuales pertenecen al sector industrial, por considerar que no se justifica, que no es atribución de la Superintendencia de Electricidad y que castiga a quienes constituyen piezas claves en el sostenimiento financiero del sistema eléctrico nacional.

Ligia Bonetti de Valiente, presidente de la AIRD, explicó que la Superintendencia de Electricidad (SIE) emitió una resolución –la 535 del 2011- mediante la cual establece la obligación de que los usuarios no regulados paguen una compensación, que califica como una multa, a la SIE por cada desviación de más de un 10% del programa de operación diario de la empresa o de la demanda programada de energía.

La dirigente de los industriales pidió dejar sin efecto “inmediatamente” esta resolución por considerar que encarecería gravemente los costos de producción de las empresas.

“Para las empresas industriales una desviación de un 10% de la demanda de energía ocurre con frecuencia por factores muy diversos, por lo cual esta “compensación” es, además de improcedente y excesiva, una distorsión en un sistema eléctrico que está empezando a ponerse en orden y una penalización a uno de los insumos mas importantes en la producción de muchas industrias”, expresó Bonetti de Valiente.

Dijo que la Superintendencia de Electricidad no desconoce las dificultades financieras del sector y que, en ese contexto, pretender penalizar a quienes son piezas claves en la sostenibilidad financiera, como a los generadores, distribuidores y usuarios no regulados de electricidad, es inadecuado y contraproducente.

“Imponer sanciones a los actores del sistema afecta aún más a quienes que constituyen un elemento clave en la sostenibilidad financiera del sector eléctrico es inadecuado y además no es consecuente con la búsqueda de una mayor competitividad para la industria nacional”, dijo la presidente de la AIRD.

Expresó que la resolución tampoco se justifica puesto que las desviaciones que ocurren en el consumo de energía es algo que debe ser tratado como un hecho de mercado entre los generadores y los usuarios no regulados y que, además, la Superintendencia partió del supuesto de que una desviación implica costos extras “lo cual no demuestra mediante algún estudio, sino que lo supone”, indicó.

Compartir