La policía mantiene a un saudí bajo vigilancia por el atentado de Boston

bombas boston usaWASHINGTON –  Las autoridades allanaron esta madrugada un apartamento en la localidad de Revere, a cinco millas del centro de Boston, en busca de información sobre las explosiones de ayer en el tramo final del maratón de Boston, informó hoy NBC.

El apartamento pertenece a un joven estudiante saudí que fue entrevistado después de haber estado en el área de las explosiones, un suceso que el  FBI investiga como si fuera un ataque terrorista.

Aunque el apartamento ha sido allanado y las autoridades se llevaron material del lugar, las autoridades federales han advertido que es posible que el joven solo estuviera presenciando el maratón como lo hacían otros miles al momento de las explosiones.

Ninguna persona ha sido detenida como “sospechosa”.

El estudiante saudí es considerado una “persona de interés”, como otros que estaban en el lugar que pueden aportar información, según fuentes federales de NBC.

Tres personas, incluido el niño de 8 años Martin Richard, murieron como consecuencia de las explosiones. Más de un centenar resultaron heridas, algunos de gravedad.

Estados Unidos, sobre todo las grandes ciudades y los medios masivos de transporte, estaba anoche en estado de alerta, tras las explosiones ocurridas casi en la meta del famoso maratón de Boston, en Massachusetts, en el que participaron sobre 23,000 atletas.

 Boston.- “La seguridad se aumentará de acuerdo a lo necesario”, indicó el presidente Barack Obama, mientras  en ciudades como Washington D.C., Nueva York y Los Ángeles, entre otras, se reforzaban las medidas de precaución.

Bajo el liderato del Negociado de Investigaciones Especiales (FBI), las autoridades arman el rompecabezas de las explosiones como si fuera el primer ataque terrorista en suelo estadounidense desde el 11 de septiembre de 2001.

La gran pregunta que se hacían era si ataque era producto de una persona o grupo extranjero o doméstico.

“Encontraremos quién hizo esto; encontraremos por qué lo hicieron. Cualquier responsable o grupos responsables van a sentir el peso de la justicia”, indicó el presidente Obama.