LAS MENTIRAS: Mas dichas en la intimidad

LAS MENTIRAS: Mas dichas en la intimidad

En materia de intimidad las personas suelen engañar de forma constante aunque muchos no lo crean de esta manera. Además el engaño tiene relación directa con la autoestima de la persona, en ocasiones se utilizan las mentiras para agradar y hacer sentir bien a la pareja.

Las personas suelen engañar recurriendo a las mentiras y artimañas cuando perciben que pueden vulnerar su ego o se quiere sacar ventaja de una situación manipulando a la otra persona para que haga lo que se desea. Por esto algunos estudios consideran las mentiras como mecanismos de defensa.

En la mayoría de los casos cuando se engaña se genera el autoengaño pues se niega una situación para no hacerse cargo de ella y lograr salir airosos sin quedar mal o no herir a la pareja sin importar si es la de siempre, alguna de momento o una personas que se presentó en la circunstancia

En el ámbito íntimo, la gente tiende a mentir cuando siente miedo a exponerse como es o por la sensación de que se perderá algo, también se presenta el escenario donde se miente para sentir placer sin tomar en cuenta lo que le suceda al otro.

“Al hablar de relaciones, hombres y mujeres tienden a mentir en formas en las que tienen relaciones, exageran en tiempos, calidad y en muchas ocasiones es todo lo contrario a lo que relatan”, dice Terri Fisher, profesor de la Universidad Estatal de Ohio.

Las parejas logran engañar sobre la cantidad de parejas que han tenido en la intimidad así como las cosas que les gustan y las que les desagradan en la intimidad. Según un estudio publicado en Journal of Personality and Social Psychology, la principal forma de mentira en la intimidad es la exageración, que se emplea sobre todo al desear tener relaciones con una posible pareja.

Lo más certero es que detrás de cualquier engaño se esconde una inseguridad o conflicto que experimenta la pareja sin resolver. Sin importar la índole que llevó a mentir en la intimidad se presentan amplios tipos de mentiras que las personas utilizan a favor o en contra de la situación que experimentan.

Existe un punto resaltante dentro de la sexualidad y el engaño, el autoengaño que se considera un engaño personal que tiene las personas con situaciones experimentadas como las mujeres cuando logran fingir un orgasmo.

Diariamente muchas personas se mantiene expuestas a experimentar mentiras, pero hay algunas frecuentes que son características de cada género.

Algunas de las mentiras más frecuentes utilizadas en la intimidad son:

1. Te quiero y voy a estar contigo siempre

2. Solamente me gustas tú, te juro que no pienso en nadie más

3. Te ves hermosa con todo lo que te pongas

4. No me importa que no te depiles

5. Hace mucho tiempo que no estoy con nadie

6. Ya estuve con ella, le enseñé mucho

Las mentiras más comunes de las mujeres:

1. Fingir cansancio
2. Nadie me hizo sentir como tú. ¡Eres lo máximo!
3. ¡Wow! Nunca vi nada igual.
4. Ay, me duele…
5. Me miran, me dicen piropos (y otras barbaridades), pero yo soy sólo tuya.

Las mentiras más comunes de los hombres:

1. Te juro que sólo pienso en ti. Eres la mujer de mi vida.
2. Nadie hace el amor como tú.
3. Es ella la que me busca. Yo no le doy entrada.
4. Del hombre a su amante: “Con mi esposa estoy solo por mis hijos, pero ya no tenemos relaciones”.
5. Del hombre a su amante: “Te doy todo lo quieras. Lo mío es tuyo”.

Utilizar engaños en la intimidad no trae nada bueno a futuro, la mejor forma de disfrutar la experiencia de forma plena es siendo honesto contigo y tu pareja sobre las experiencias y necesidades que ambos requieren satisfacer disfrutando ambos de la jornada de forma placentera.

Compartir