Manifestantes frente a Barrick Gold denuncian militares los saquearon y desalojaron

Los comunitarios que montaron un campamento de protesta frente a las oficinas administrativas de la empresa canadiense Barrick Gold en Cotuí, denunciaron que fueron saqueados y desalojados del lugar por policías y militares durante la madrugada de este martes.

Explicaron que un contingente de guardias y policías se presentó al lugar en dos camiones y apresaron a siete personas que se encontraban el lugar, y aunque más tarde fueron dejados en libertad, no les devolvieron sus teléfonos celulares y algunos productos alimenticios que les sustrajeron en el desalojo.

Los activistas Rafael Guillén y Carlos Peterson, representantes de los manifestantes, aseguraron que volverán y se mantendrán allí hasta que el Gobierno dé respuesta a sus reclamos.

Militares y policías custodian el lugar donde estuvo por más de siete meses la protesta

Manifestaron que fue destruida la carpa donde se alojaban y que además los árboles que les servían de refugio fueron podados.

Moradores de los sectores alrededor de la minera se apostaron allí desde hace más de siete meses en protesta por la alta contaminación que, según cuentan, vierte la empresa canadiense al río Maguaca, lo que ha provocado enfermedades a los residentes del lugar.