marcas mexicanas de papel higiénico inundan el mercado

Visitas : 1.012

Coronavirus: marcas mexicanas de papel higiénico inundan el mercado de EEUU ante escasez durante la pandemia

Al detectar la presencia de firmas extranjeras con etiquetas en otro idioma, los consumidores estadounidenses miran sorprendidos dos veces los anaqueles en supermercados.

La alta demanda de papel higiénico durante la pandemia ha provocado que marcas mexicanas llenen los anaqueles de supermercados y tiendas de autoservicio en Estados Unidos.

Las principales cadenas de todo el país, como CVS, Piggly Wiggly, Safeway, 7-Eleven, entre otras, exhiben productos comercializados en el mercado mexicano, así lo señala la agencia de noticias The Associated Press (AP).

De acuerdo con el medio, una CVS de Nueva York ha estado vendiendo tres marcas mexicanas en las últimas semanas, tales como Regio, Hoteles Elite y Daisy Soft.

En los estantes de un Piggly Wiggly en Sister Bay, Wisconsin, se ofertaba Pétalo; y en un supermercado de Safeway en Fremont, California, además de esas marcas, tenían la venta rollos Vogue, cuya etiqueta dice en español que huele a manzanilla.

Se trata de una medida temporal, fruto de la creatividad de las tiendas estadounidenses para satisfacer la demanda de sus pobladores.

Y es que, según Patrick Penfield, profesor de cadena de suministro en la Escuela de Administración Whitman de la Universidad de Syracuse, los estadounidenses usan más papel higiénico que otros países, razón por la cual surgió la necesidad de que México envíe parte de la oferta de rollos que tiene disponible.

El experto dijo a AP que las tiendas han implementado esta medida en otros productos durante la pandemia, por ejemplo, llevando desinfectante de manos hecho en México a Estados Unidos cuando había escasez.

Cuando los compradores estadounidenses caminan por los pasillos de las tiendas llama su atención la presencia de marcas extranjeras, muchas con etiquetas en español. Están acostumbrados a utilizar papel higiénico producido en EEUU, la razón: es económico y ocupa mucho espacio en camiones y barcos, por lo que resulta más costoso importarlo que fabricarlo en el país norteamericano.

Oliver Olsen, un trabajador de la industria de software, tuvo que detenerse y observar más de cerca cuando realizaba sus compras en un supermercado de Hannaford en Londonderry, Vermont. En lugar de las marcas habituales como Charmin y Cottonelle, ahora estaban Vogue y Delsey de México.

“Realmente me llamó la atención”, dijo Olsen a la agencia estadounidense, “No conocía ninguno de estos”.

Ericka Dodge, portavoz de Hannaford, una cadena propiedad del operador de supermercados Ahold Delhaize, dijo que se optó por trabajar con nuevos proveedores para que el papel higiénico estuviera disponible más rápido.

Asimismo, AP informó que algunos fabricantes estadounidenses decidieron concentrarse en la producción de papel higiénico básico, dejando de lado variedades como hojas más fuertes o con infusión de aloe, de manera que pudieran llenar los anaqueles de las tiendas con mayor rapidez.

Penfield, por su parte, prevé que los productores de Estados Unidos posiblemente continuarán con problemas para satisfacer la demanda de dicho país durante los próximos tres a cinco meses.

De acuerdo con la firma de investigación Nielsen, las ventas de papel higiénico han aumentado 22% en lo que va del año. “Es inesperado que se encuentre en cualquier minorista de Estados Unidos”, dijo Amy Bellcourt, portavoz de Essity, una empresa suiza que fabrica Regio en México.

A pesar de que Pétalo, Vogue y Delsey son fabricados en México por Kimberly-Clark, la misma empresa que produce Cottonelle y Scott, la firma aseguró que no tenía ningún papel en la importación de sus marcas mexicanas a Estados Unidos.

“Los consumidores estadounidenses, en tiempos de abundancia, son muy exigentes”, dijo Erika Marsillac, profesora asociada de gestión de la cadena de suministro en la Universidad Old Dominion en Norfolk, Virginia a la agencia de noticias. “Si los estantes se están agotando o están vacíos, tomará todo lo que pueda”.

No obstante, algunos productos no satisfacen las preferencias de los compradores del país vecino, Jennifer Jackson, una abogada de Austin, Texas que recibió Vogue ante la escasez de Cottonelle, dijo:

Compartir