“Más Que Tocarse Una Teta”: 12 preguntas sobre el autoexamen de mama

El mastólogo Sebastián Quintero resolvió las dudas más frecuentes de las mujeres sobre esta prueba que deben hacerse mensualmente para detectar este tipo de cáncer de manera temprana.

El cáncer de mama es el tumor que más afecta a las mujeres, con 1,7 millones de nuevos casos en todo el mundo. No discrimina. Ataca por igual a mujeres de todas las razas, en países desarrollados o en territorios con menos recursos y cada vez a edades más tempranas. En esta enfermedad el diagnóstico temprano es clave para aumentar las probabilidades de curación.

El autoexamen de seno es una de las herramientas más útiles para llegar a un diagnóstico precoz. Es sencillo, rápido y gratis. Junto a la mamografía y la consulta con el experto es una costumbre que puede salvar cientos de vidas. El mastólogo Sebastián Quintero resolvió las dudas más frecuentes que las mujeres tienen sobre esta medida de detección temprana.

1. ¿Para qué sirve el autoexamen de seno?

El autoexamen fue diseñado para que la mujer aprendiera qué es lo normal de su seno, no para identificar lo anormal. De esta forma, si apareciese alguna de las señales clásicas de alarma: masa palpable, secreciones a través del pezón, retracciones o engrosamientos de la piel y/o pezón, lo podrá identificar de forma fácil.

2. ¿Desde qué edad se debe realizar?

El autoexamen debería realizarse desde que la mujer tiene su primera menstruación y desde ese momento por el resto de su vida. Es más fácil tomar un hábito desde una temprana edad que cuando una mujer ya es adulta.

3. ¿En qué momento del mes tiene que hacerse?

El autoexamen debe realizarse entre el quinto a séptimo día después de culminado el ciclo menstrual. Esto coincide con el momento de menor producción hormonal a nivel del ovario. Aquellas mujeres que ya estén en menopausia o que tengan inhibida la menstruación por algún método de planificación, deben realizarse el examen un día al mes.

Dado que el tejido mamario presenta varios cambios durante las diferentes etapas del ciclo menstrual, la realización del autoexamen de forma diaria o semanal es un error ya que siempre lo palpado será diferente. Esto puede conducir a posibles falsas alarmas.

4. ¿Cuál es la forma correcta de hacerlo?

Con la superficie de los dedos índice, corazón y anular, se deben hacer pequeños movimientos circulares con diferentes presiones, inicialmente suave y luego un poco más firme de modo que se permita detectar eventuales lesiones más profundas. Debe recorrerse la totalidad del seno incluyendo la región posterior al pezón y areola, la cual es frecuentemente olvidada. Para una mayor información visual de la técnica, sugiero ver el video instructivo del autoexamen en YouTube o Facebook de la campaña “Más Que Tocarse Una Teta” de la Fundación Sebastián Quintero.

5. ¿Acostada o de pie?

Siempre debe realizarse en las dos posiciones, dado que existen lesiones que pueden ser identificadas en una posición y no palparse en la otra.

6. ¿Solo basta con tocar?

Es importante también realizar una inspección visual al frente de un espejo con los brazos abajo y repetirla con los brazos elevados en búsqueda de algún cambio en piel, al igual que descartar la presencia de retracciones o hundimientos.

7. ¿El autoexamen es suficiente para descartar el cáncer de seno?

No. De hecho, como medida de detección temprana es la más pobre comparándola con la mamografía o la valoración por un médico -idealmente por un especialista en mastología-. Unas manos entrenadas podrán detectar lesiones palpables de menor tamaño de las que eventualmente pueda palpar una mujer y la mamografía tiene el potencial de identificar lesiones muy pequeñas antes de que se genere cualquier síntoma. Por esta razón, se recomienda además del autoexamen, la visita anual desde tercera década de la vida y la toma anual de mamografía a partir de los 40 años.

8. ¿Cuándo se debe consultar al médico?

Cualquier hallazgo, por simple que sea, debe generar una consulta con el médico para que pueda realizar una valoración oportuna y hacer los estudios que sean competentes para descartar cualquier enfermedad maligna.

9. ¿Y qué debe decírsele al médico?

La mujer deberá informarle a su médico qué tipo de hallazgo identificó, los síntomas que presente y el tiempo de evolución. Con estos datos el médico realizará un interrogatorio más profundo y un examen clínico completo de la mama.

10. ¿Cómo hacer para no olvidar hacerse el autoexamen?

Existen en la actualidad varias aplicaciones que recuerdan de forma automática la realización del autoexamen. Sin embargo, no debería existir excusa alguna para olvidar la realización del mismo, el cual solo toma cinco minutos y se hace 12 veces al año.

11. ¿Encontrar un bulto ya es cáncer?

La gran mayoría de las masas palpables NO corresponden a tumores malignos. Por eso, la importancia de una pronta consulta a un médico que descarte esta entidad.

12. ¿Es verdad que el uso del desodorante o de un tipo de brasier puede provocar cáncer de seno?

No. Son mitos lamentablemente muy difundidos hoy en día por las redes sociales. Otro de los mitos citables es que las bebidas oscuras, como el café, aumentan la posibilidad de tener tumores en el seno o que el uso de vitamina E disminuye el riesgo de padecer un cáncer de mama.

Use Facebook to Comment on this Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *