Memphis califica al derrotar a los Spurs 99-91, pasa a la segunda ronda de los playoffs


Memphis Grizzlies 99
San Antonio Spurs 91

Era una primera ronda pero lo celebraron como si fuera la final. Y no es para menos. Los Grizzlies de Memphis consiguieron por primera vez en su historia pasar a la segunda ronda de los playoffs de la NBA, y lo hicieron, además, eliminando a los Spurs de San Antonio, uno de los grandes de la NBA, un equipo que ha ganado cuatro anillos, con tres All Star de la talla de Parker, Ginóbili y Duncan, que había logrado además el mejor récord de victorias en la fase regular. Pero nada frenó a los Grizzlies, más frescos, más jóvenes, más certeros. Ganaron el sexto partido por 99-91 y cerraron la serie con un 4-2.

Es la cuarta vez en la historia de la NBA que el octavo clasificado logra eliminar al primero. Las otras tres fueron Denver, New York y, ya con el formato de competición actual, Golden State. Ahora los Grizzlies se enfrentarán a Oklahoma en una serie que empieza el domingo.

Demoledor Randolph

El partido, la serie y la temporada de Zach Randolph son monumentales. Los Spurs no pudieron con él. Sumó 31 puntos, 11 rebotes y 2 asistencias. Anotó cuando su equipo más lo preciso, a la decisiva salida del tiempo muerto que pidió Lionel Hollins tras la única ventaja de los Spurs en todo el partido (79-80), cuando faltaban algo más de cuatro minutos. Los Grizzlies jugaron entonces de libro, sumaron un parcial de 8-0 (87-80) y empezaron a dejar visto para sentencia el partido.

Marc anula a Duncan

La superioridad en el juego interior de los Grizzlies fue definitiva. Sumaron 11 rebotes más, anotaron diez puntos más desde la línea de tiros libres y no les hizo falta más que un triple en 9 intentos frente al desesperado 5 de 22 de los Spurs. Esa fortaleza interior la forjó Marc Gasol, que anuló a uno de los jugadores que han marcado una época, el veterano Tim Duncan. Marc Gasol logró 12 puntos, 13 rebotes, una asistencia y dos tapones, además de ejercer un papel fundamental en la circulación del balón. Duncan, a sus 36 años, demostró su talento una vez más pero estuvo lejos de ser el jugador dominante con el que los Spurs lograron cuatro títulos desde 1999 hasta 2007.

Los Spurs porfiaron hasta el último segundo pero realmente tuvieron pocas opciones después de que Memphis abriera esa pequeña brecha en los minutos finales. Su destino estuvo en manos de Parker y Ginóbili pero la defensa de los Grizzlies, con un Tony Allen incansable, impidió que el equipo de San Antonio se acercara siquiera a la posibilidad de forzar el séptimo partido. Memphis fue una fiesta, como nunca lo había sido. Lógico. Los Grizzlies solo habían estado tres veces en los playoffs, en la etapa en que su líder era Pau Gasol, y no solo no habían logrado pasar una ronda sino que ni siquiera habían conseguido ganar un partido.

Contra Durant e Ibaka

Sin apenas tiempo para disfrutar del éxito, los Grizzlies afrontan ahora la segunda ronda contra Oklahoma, con el equipo que lideran Kevin Durant y Russell Westbrook y en el que también figura el congoleño Serge Ibaka, el jugador que aspira a obtener el pasaporte español y jugar el próximo Europeo con España. Pese a que Oklahoma acabó en la cuarta posición y Memphis en la octava, los Grizzlies dominaron los enfrentamientos directos durante la temporada regular por 3-1.