OJO: Beneficios saludables de dormir desnudo con tu pareja.

OJO: Beneficios saludables de dormir desnudo con tu pareja.

OJO: Beneficios saludables de dormir desnudo con tu pareja.

Dormir es uno de los grandes placeres de la vida y hacerlo desnudos y en pareja, muchísimo más, porque lo hacemos piel con piel, sintiendo cada roce, cada caricia, su calor, el olor de su piel. En directo, sin barreras textiles, nada que ocultar y mucho que ofrecer. Este contacto permanente genera vínculos fuertes y nuevos lazos afectivos, está al alcance de todas las parejas y sólo es cuestión de cambiar algunos hábitos, sin los cuales podemos vivir perfectamente y mucho mejor si hay beneficios tan interesantes de por medio.

A continuación te explicaremos en detalle cuatro de los principales beneficios saludables que se obtienen al practicar este maravilloso hábito.

Lograrás un sueño profundo. Si duermes desnuda tendrás el sueño más profundo, descansarás mejor y tu cerebro funcionará estupendamente durante el día. Descansar bien es fundamental para todas las funciones del organismo, como la memoria e incluso para tener una actitud positiva ante la vida y desarrollar un sentido del humor a prueba de dramas. Es un antioxidante natural donde se liberan hormonas anti – envejecimiento y melatonina más fácilmente.

Hay diversas investigaciones que respaldan sus resultados. El simple contacto físico, piel a piel, con nuestra pareja libera oxitocina, la conocida como hormona del amor, que refuerza el vínculo afectivo, apuntala la monogamia y nos ayuda a conciliar el sueño, pues evita los efectos dañinos del cortisol (la hormona del estrés), reduce la inflamación intestinal y la presión arterial.

Mejorarás tu Salud Íntima. El sudar tiene efectos positivos a la salud, ya que limpia los poros y hace que la piel respire y no haya humedad en el cuerpo. Cuando tapamos nuestra piel dañamos nuestra zona genital. Aparte después de un baño podrás notar que la piel es mucho más suave si se ha sudado con anterioridad, como ocurre cuando hacemos deporte. Todo esto contribuye también a la liberación de feromonas, las encargadas de detonar la atracción íntima.

Según explica la doctora Jennifer Landa en su libro The Sex Drive Solution for Women, las mujeres mejorarán la salud de sus partes íntimas si prescinden del pijama ya que el ambiente caluroso favorece la proliferación excesiva de hongos y bacterias en la zona vaginal, lo que puede acabar causando infecciones.

Te mantendrás en forma. Uno de los beneficios de dormir sin ropa es que se regula la temperatura corporal, saneamos nuestra piel facilitando que respire mejor y nos despertamos más limpios, al estar sin ninguna prenda en nuestro cuerpo este mantiene su temperatura ideal, por debajo de los 21° activando la grasa marrón que nos ayuda a perder peso, en caso de que lleves pijama, esto no va a suceder.

Acostarse con una temperatura corporal demasiado elevada interrumpe la generación de melatonina y la hormona del crecimiento, que son importantes para mantener la piel y el cabello en buen estado.

Como han constatado diversos estudios, la privación del sueño provoca un aumento del apetito durante el día que está directamente relacionado con unas tasas de obesidad más elevadas entre la gente que menos duerme. Dormir sin ropa hace que nuestro sueño sea más profundo, lo que reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés, que hace que aumente nuestras ganas de visitar la nevera. Además, un elevado nivel de cortisol debilita el sistema inmunológico, y aumenta el colesterol y la presión arterial.

Mejorarás tu vida íntima. Al sentir nuestra desnudez y las sensaciones asociadas a esto se tiene más presente nuestro cuerpo y su potencial erótico y sensorial. Se despiertan todos los sentidos y se alimenta la clave erótica y el deseo de ser acariciado hasta por nosotros mismos. Se ha demostrado que las parejas que duermen desnudas presentan más frecuencia en sus relaciones íntimas y más satisfacción en ellas, porque es maravilloso sentir a nuestra pareja ahí desnudos a nuestro lado, con la posibilidad de acariciarnos en medio de la noche, de sentir la calidez de su cuerpo si hace frio, son cosas que sin duda alguna marcan la diferencia y contribuyen con el mejor funcionamiento de la vida íntima de cualquier pareja, a que se conozcan mucho más cada día, a que dejen atrás tabúes y superen toda la pena que genera estar desnudos ante otra persona.

Asimismo, la activación del deseo es una de las consecuencias más habitual de este sueño desnudo. Si su libido en pareja ha mermado en los últimos años, no dude en desnudarse antes de entrar en la cama. Está comprobado que funciona, aunque milagros tampoco hace. Si no se aguantan fuera de la cama o existe rechazo hacia la pareja por algún motivo, quizá suavice la relación y poco a poco el deseo despierte.

En este mismo sentido mejorarás tu autoestima, porque te sentirás mejor con tu cuerpo y eso te dará confianza para que proyectes seguridad y sensualidad.

Adicional a todo esto los hombres que duermen desnudos tienden a ser más fértiles, porque las células producidas por los espermatozoides funcionan mejor a temperaturas dos o tres grados más frías. Lo que quiere decir que entre menos ropa, más fresco se sentirá el cuerpo.

Si aún no son suficientes los motivos para desnudarse a la hora de dormir, quizá deba conocer también que reduce el riesgo de padecer diabetes, aumenta la motilidad intestinal, mejora la circulación y reduce la presión arterial.

Compartir