OJO CON ESTO: ¿Los hombres pueden fingir un orgasmo?

OJO CON ESTO: ¿Los hombres pueden fingir un orgasmo?

La sociedad ha impuesto que los hombres siempre pueden tener orgasmos, ¿es cierto?

Se estima que hasta un 20% de los hombres sexualmente activos fingen orgasmos

Fingir un orgasmo puede ser muy común entre las mujeres pero, ¿los hombres pueden hacerlo? La mayoría cree que no debido a que cuando el hombre llega al clímax sexual es más evidente por la eyaculación. Sin embargo, estudios revelan que los hombres sí fingen orgasmos.

Además, lo hacen mucho más seguido de lo que parece y sus parejas nunca se dan cuenta.

Fingir un orgasmo

Un estudio llevado a cabo por la Universidad Brigham Young de Utahen Estados Unidos, llegó a la conclusión de que hasta el 20% de los hombres fingen sus orgasmos sin que su pareja sexual se dé cuenta.

La investigación, publicada en The Journal of Sexual Medicine, analizó la percepción del orgasmo en 1,683 parejas heterosexuales recién casadas.

Aunque se encontró que las mujeres fingen un orgasmo mucho más que los hombres, los investigadores destacan que hasta el 8,4% de los hombres finge sus orgasmos en casi todos sus encuentros sexuales.

fingir un orgasmo

¿Por qué fingen? De acuerdo a la sexóloga Ana García, la situación es mucho más compleja para ellos.

Hay una razón principal por la que los hombres pueden fingir un orgasmo: la vergüenza de no llegar al orgasmo.

“En su caso, lo intentan por todos los medios, a diferencia de las mujeres, pero si ven que llega un punto en que no van a poder, fingen por vergüenza debido a que la sociedad les impone que ellos siempre quieren y pueden”, indica la experta.  

En ese sentido, es importante distinguir cuando se finge de vez en cuando por algún motivo momentáneo o cuando es algo que se vuelve habitual en la vida sexual en pareja.

En el primer caso se considera algo normal y que a cualquier hombre le pasa en algún momento de su vida sexual, pero en el segundo, se trata de un problema más serio que debe atenderse.

orgasmo masculino

“Cuanto menos placer y menos satisfacción tienes en un encuentro sexual, menos ganas tienes de repetirlo y esto a la larga conlleva un deseo sexual inhibido y por lo tanto, problemas en la pareja”, indica García.

Esta situación puede ir empeorando, ya que por lo general, la presión hacia el hombre por llegar al orgasmo va en aumento dentro de la pareja.  

“La presión produce ansiedad, que es el enemigo número uno de las relaciones sexuales”, advierte la experta.

>>TAMBIÉN LEE: 7 consejos para estimular antes del sexo anal

Una encuesta realizada y publicada en el Journal Sex Research, revela otras de las razones por las que un hombre finge un orgasmo:

1. Tomar medicamentos como un estimulador sexual (viagra) o antidepresivos.

2. Ansiedad por no cumplir con las expectativas sexuales de su pareja

3. Falta de atracción o interés por la pareja

4. No sentir la excitación suficiente con la penetración.

¿Cómo solucionarlo?

Aunque parezca algo complicado, la experta indica que es sencillo y lo primero que se debe hacer es dejar de fingir.

El siguiente paso, es fomentar la comunicación con la pareja y hacerle entender que el placer es de dos, por lo tanto, deben trabajar e intentar conseguir juntos el orgasmo para disfrutar ambos.

“La comunicación es básica para poder solucionar los problemas de pareja, así como la empatía y el entendimiento”, subraya la experta.

fingir en la cama

Esto no es sencillo especialmente por los falsos mitos, las presiones y los roles establecidos en cuanto a la sexualidad de las parejas.

La sociedad ha impuesto que el hombre de por hecho el orgasmo de la mujer sin preguntarle ni preocuparse y que la mujer tampoco se inquiete por el placer de su pareja debido a la dificultad de comunicación. Como resultado, ambos terminan por fingir un orgasmo en la intimidad.

En ese sentido, mejorar la educación sexual es una parte de la solución, porque ninguno de los dos tiene porque fingir un orgasmo, más bien, deben sentir la tranquilidad de poder decirle a su pareja cuando no está obteniendo el placer suficiente.

La pareja en ningún momento debe sentirse ofendida, ya que el hecho de que su compañero sexual no alcance el orgasmo no debe afectar su autoestima.

Si los problemas vienen de causas físicas como una enfermedad o la toma de ciertos medicamentos, deben consultar con un especialista en sexualidad.

Compartir