Restos de merenguero Benny Sadel llegarán este miércoles a RD

FEB3801E-A2F4-4270-8637-53FBB3EFAC8A.jpg__945__400__CROPz0x945y400SANTO DOMINGO.- Los restos mortales del popular merenguero Emmanuel Feliz (Benny Sadel), quien murió de leucemia en un hospital del Bronx el jueves de la semana pasada, serán repatriados este miércoles 11 de noviembre a la República Dominicana.

Serán sepultados  en  el cementerio municipal de su pueblo natal Tamayo, en la sureña provincia de Bahoruco.

El ataúd llegaría por el Aeropuerto Internacional Las Américas  José Francisco Peña Gómez en la tarde,  y de allí, será transportado a su municipio natal.

La información la confirmaron su viuda Ana Rosa Jiminián, quien después de una reunión con los hijos del merenguero que estaban de acuerdo con que se le diera sepultura en Tamayo y no en Estados Unidos, decidió hacer los arreglos para el traslado del cuerpo, mientras cientos de comunitarios, artistas, empresarios de espectáculos y comunicadores, así como ex músicos de la orquesta del “Majao Majao”, lo despedían en la funeraria Ortiz de la avenida Broadway y la calle 190 en el Alto Manhattan.

Frente a la funeraria estaban algunos de sus seguidores como Melanio Ferreiras, un nativo de Santiago que vende chicharrones de día y jengibre por la noche en las calles del Alto Manhattan y que mantenía sonando los merengues más populares de Sadel, mientras vendía el té a muchos de los asistentes al velatorio.

Dijo que desde que Sadel saltó a la palestra con su orquesta fue un admirador de sus merengues.

Previo a la decisión de repatriar el cadáver, según se informó, en una tensa reunión entre la viuda y otros familiares del merenguero, se reunieron en un área de la funeraria para ponerse de acuerdo.

Entre las figuras que se destacaron en el despido de los restos estaba el también popular merenguero Ravel, quien estuvo los últimos días en el hospital al lado de su amigo, el güirero de la orquesta de “Majao Majao”, César Perdomo y uno de sus bailarines del frente, Ramfiel Adames conocido como “Travolta”.

Ravel explicó que sigue devastado por la muerte de su amigo, pero aclaró que no estaba de acuerdo con la repatriación de los restos.

“La viuda decidió, para que el pueblo esté alegre y para que el cuerpo no esté brincando para arriba y para bajo, y porque Benny se merece una gran sepultura, que los respetemos, porque estamos muy orgullosos de él”, añadió Ravel.

“Era un gran maestro, un gran ser humano y les pido a la gente que no nos hagan homenajes a última hora, porque duele mucho que nos excluyan a todos, aunque yo canto de todo”, expresó el merenguero.