Rusia se desconectará de internet durante una prueba de seguridad nacional

Rusia se desconectará de internet durante una prueba de seguridad nacional

Puede parecer una acción más propia de un ataque terrorista que de un gobierno, pero las autoridades rusas y los principales proveedores de internet del país se están preparando para una desconexión masiva de la red con motivo de un experimento de seguridad nacional.

La agencia de noticias rusa RBK (RosBizneskonsalting) ha informado que este apagón temporal pretende reunir información y estudiar posibles modificaciones de una nueva ley propuesta en el Parlamento Ruso a finales de 2018.

El primer borrador de esta supuesta ley indica que los proveedores de internet rusos deberían garantizar la independencia del espacio de internet ruso o Runet ante el posible caso de un ataque extranjero, procediendo a desconectar la red rusa del resto de internet.

Rusia bloquea Telegram por completo

Además, estas empresas de telecomunicaciones estarían obligadas a instalar medios técnicos para redirigir todo el tráfico de ese país a puntos de intercambio aprobados por el organismo regulador de las telecomunicaciones en Rusia, el Roskomazor.

Por su parte, este organismo se encargará de revisar y bloquear el contenido prohibido, asegurándose que los usuarios rusos permanezcan dentro de la frontera digital del país y no usen servidores extranjeros donde podría ser interceptados.

Aún no se ha fijado fecha oficial para esa prueba de desconexión, aunque según la web Zdnet debería producirse antes del 1 de abril que es la fecha límite en la que se puede presentar una enmienda a la ley.

Esta prueba de desconexión se ha elaborado en conjunto con una serie de empresas de ciberseguridad y telecomunicaciones de Rusia como son InfoWatch, Kaspersky, MegFon, Beeline, MTS, RosTelecom, entre otras. Según el informe publicado por la agencia RBK, todos los participantes se mostraron a favor de esta prueba pero discrepaban en la forma de llevarla a cabo.

Rusia espía las comunicaciones de los ciudadanos, según Wikileaks

Algunas de estas empresas consideran que el proceso va a causar grandes interrupciones en el tráfico ruso de internet. Además, a modo de prevención por lo que pueda pasar, las autoridades han creado una copia de seguridad local del Sistema de Nombres de Dominio (DNS).

En realidad, el gobierno ruso ha estado trabajando en este proyecto durante años. Incluso en 2017 advirtieron que estaban planeando enrutar o redirigir el 95% del todo el tráfico de Rusia para el año 2020.

Parece que estas ideas surgen de conversaciones de la OTAN en las que los países miembro preparaban una respuesta conjunta contra los ciberataques, muchos de los cuales se consideran causados por la propia Rusia.

El gobierno se hace responsable de todos los costes que provoque esta prueba, cuyo objetivo final no sólo sería poder desconectar la intranet de todo el país sino también tener un control similar al Gran Cortafuegos creado por China.

Compartir