Samsung trabaja en móviles con la cámara frontal bajo la pantalla

Samsung quiere deshacerse de las cámaras frontales, escondiendo los sensores bajo la propia pantalla para lograr un móvil que no necesite orificios, notch o piezas móviles para albergar estos sensores.

La innovación es uno de los puntos más importantes de las grandes compañías. Está claro que estamos viendo una carrera por ver qué móvil tiene la mejor cámara, pero el otro ”campo de batalla” son las pantallas infinitas sin notch ni orificio. Parece que Samsung quiere que el Galaxy S10 sea el último punto antes de conseguir una pantalla infinita.

La compañía surcoreana, gracias a sus nuevos paneles Infinity-O, parece decidida a esconder, del todo, las cámaras frontales.

Esto comenzó con el Galaxy A8s de la propia Samsung, así como con el Honor View 20, y aunque es cierto que ya hay móviles con pantallas infinitas sin notch, se trata de soluciones como el Mi Mix 3 o el Oppo Find X que precisan de un mecanismo retráctil.

El siguiente paso es esconder las cámaras bajo la pantalla sin que se noten. Es decir, los fabricantes están trabajando en una solución para que la cámara ”vea” a través de la pantalla, y Samsung ya estaría manos a la obra.

Las palabras de Yang Byung-duk, Vicepresidente del grupo de comunicación y desarrollo de pantallas en Samsung, ha comentado que ”aunque no será posible hacer un teléfono inteligente de pantalla completa en los próximos dos años, sí se puede avanzar para crear una cámara frontal que sea invisible, sin afectar a las funciones de la cámara de ninguna manera”.

Compartir