Síntomas de síndrome intestino permeable que no debes ignorar

Síntomas de síndrome intestino permeable que no debes ignorar

Algunos problemas inflamatorios e incluso los altibajos en nuestro bienestar emocional podrían estar relacionados con el síndrome del intestino permeable, por lo que conviene recibir un diagnóstico adecuado
El síndrome del intestino permeable es una condición que se desarrolla cuando se abren espacios entre las células de la membrana que recubre el revestimiento intestinal.

Si bien en un organismo saludable hay cierto grado de permeabilidad para una correcta absorción de los nutrientes, en estos casos se genera una reacción inflamatoria que desencadena incómodos síntomas.

Esto se debe a que se produce una acumulación de bacterias, desperdicios metabólicos y residuos de alimentos que, al filtrarse en el torrente sanguíneo, consiguen viajar hacia otros sistemas del cuerpo.

 Como consecuencia, se ven comprometidas las funciones de órganos vitales y, la mayor parte de las veces, el sistema inmunitario se confunde y comienza a atacar al propio cuerpo.

Por este motivo es fundamental conocer cómo se manifiesta y qué señales podrían ayudar a sospechar de la enfermedad.

Considerando que su detección rápida es clave para el tratamiento, hoy queremos compartir en detalle 8 signos claves para identificarlo.

1. Dificultades digestivas

Trastornos digestivos

La alteración de la flora bacteriana del intestino, en conjunto con la mala digestión de los alimentos, provoca reacciones digestivas que permiten sospechar sobre la permeabilidad intestinal.

Aunque los síntomas pueden producirse ante decenas de enfermedades gastrointestinales, es fundamental analizar si su origen tiene que ver con esta condición.

Es habitual que los pacientes sientan:

  • Distención abdominal
  • Acumulación de gases intestinales
  • Episodios de diarrea
  • Síndrome del colon irritable
  • Sensación de dolor y pesadez

Ver también: 5 consejos para mejorar tu digestión

2. Alergias estacionales

Las alergias estacionales, así como el asma o la sinusitis crónica, son más comunes en los pacientes cuyo intestino está enfermo debido a la permeabilidad.

Estas reacciones se producen por los descontroles que sufre el sistema inmunitario, el cual deja de producir suficientes anticuerpos para atacar los alérgenos y agentes infecciosos.

3. Enfermedades inflamatorias

Prevención-de-la-artritis

Un intestino permeable no tratado incrementa de forma considerable el riesgo de patologías crónicas vinculadas con la inflamación.

Esta condición genera un fuerte desequilibrio en los procesos inflamatorios del cuerpo y, en conjunto con las toxinas, afecta las células y provoca enfermedades.

Hay que tener en cuenta que es un factor de riesgo de:

  • Artritis reumatoide
  • Tiroiditis de Hashimoto
  • Lupus
  • Psoriasis
  • Enfermedad celíaca
  • Fibromialgia

4. Desequilibrios hormonales

Las funciones del intestino van más allá de su participación en el proceso digestivo.

Aunque lo conocemos como un órgano clave para una correcta digestión, este también participa en la actividad de algunas hormonas.

Es por esto por lo que, al sufrir de permeabilidad, puede generar un desequilibrio hormonal que acaba en problemas como el síndrome premenstrual y los ovarios poliquísticos.

Te recomendamos leer: ¿Cuál es la relación entre las hormonas y el control del peso?

5. Enfermedades cutáneas

Cómo sé si tengo eccema

Cuando las bacterias intestinales sufren un desbalance debido a esta condición, es habitual que los pacientes empiecen a sufrir diferentes problemas en su piel.

Las erupciones cutáneas, como las causadas por el acné y el eccema, son síntomas que se generan por las toxinas que consiguen filtrarse en la sangre al no ser digeridas y eliminadas en el sistema digestivo.

En estos casos el trastorno suele ser más difícil de solucionar, puesto que las funciones intestinales se deben restablecer para remover los residuos y disminuir lainflamación.

6. Ansiedad y depresión

Para muchos es muy extraño que las funciones intestinales estén vinculadas con el estado de ánimo.

No obstante, es un vínculo real que, aunque algunos lo pasan por alto, tiene mucho que ver con el bienestar de la persona.

  • En esta parte del cuerpo se origina más de la mitad de la serotonina, la sustancia química que se asocia con la felicidad.
  • Los descontroles causados por la permeabilidad afectan la producción de este elemento y, por esta razón, los pacientes tienden a tener ansiedad y depresión.

7. Intolerancias alimentarias

intolerancia al gluten

Cuando la salud intestinal se ve comprometida por la permeabilidad, algunas sustancias de los alimentos, como la lactosa o el gluten, provocan fuertes intolerancias que afectan la calidad de vida del paciente.

Esta afección dificulta la descomposición de estos elementos y, al provocar una respuesta inflamatoria por parte del sistema inmunitario, genera síntomas digestivos y ataques autoinmunes.

8. Halitosis

La halitosis en las personas con síndrome del intestino permeable se origina por el desequilibrio bacteriano que se produce en el sistema.

Al generar dificultades para descomponer los alimentos y acumular toxinas, se produce un mal olor bucal que difícilmente se controla con enjuagues o productos de higiene externos.

¿Identificas los síntomas mencionados? ¿Sospechas de esta enfermedad? Si es así, consulta al médico para saber con precisión si estás teniendo problemas de saluddebido a esta condición.

En caso de recibir un diagnóstico positivo, ten en cuenta que gran parte del tratamiento consiste en modificar los hábitos alimenticios.

Use Facebook to Comment on this Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *