Suspenden a Ozzie Guillén por quejarse en Twitter

CHICAGO. El mánager de los Medias Blancas, Ozzie Guillén, recibió ayer una suspensión de dos partidos luego de discutir fallos de los umpires y quejarse en Twitter de su subsecuente expulsión.

Grandes Ligas anunció que el piloto también sufrió una multa, aunque no develó el monto. Fue la primera vez que las mayores castigaron a un jugador, entrenador o mánager por usar la red social Twitter durante un partido.

Guillén fue expulsado el miércoles tras discutir con el umpire principal Todd Tichenor en la primera entrada del partido contra los Yanquis de Nueva York. Luego dijo por Twitter que su expulsión fue patética. El mánager se perdió el partido de ayer, y se perderá el de hoy.

Culpable. El lanzador de los Rojos Mike Leake recibió una sentencia de 30 horas de servicios comunitarios y tratamiento psicológico tras declararse culpable de un cargo menor de uso no autorizado de propiedad privada.

El lanzador estaba acusado de robo, luego que la policía lo arrestara por intentar salir de una tienda sin pagar seis camisetas a las que les había sacado las etiquetas.