Una dominicana entre seis guardias femeninas acusadas de chequeos ilegales a mujeres que visitaban presos

Una dominicana entre seis guardias femeninas acusadas de chequeos ilegales a mujeres que visitaban presos

Una dominicana entre seis guardias femeninas acusadas de chequeos ilegales a mujeres que visitaban presos

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ La dominicana Lisette Rodríguez, de 51 años de edad, figura en un grupo de seis guardias femeninas acusadas de chequeos ilegales en los que manoseaban las partes íntimas y desnudaban a mujeres que iban a visitar presos en el Centro de Detención de Manhattan, y falsificaban también documentos oficiales para encubrir los registros.

Las otras guardias arrestadas y acusadas por los mismos cargos que Rodríguez, son Leslie Ann Absalón, Daphne Farmer, Jennifer George, Alifa Weiters, y Latoya Shuford, dijeron el fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance Junior y la comisionada de la Oficina de Investigaciones de la Ciudad, Margaret Garnett en un comunicado.

Todas, son acusadas de mala conducta oficial, encarcelamiento ilegal y conspiración, varios cargos de ofrecer un instrumento falso para acusaciones, y un cargo de posesión criminal de un instrumento falsificado.

Una de las guardias habría molestado sexualmente a una mujer mientras la chequeaba, según les dijo una fuente de la investigación a medios locales.

“No hay excusa para violar los derechos humanos de los neoyorquinos cuando visitan las cárceles de nuestra ciudad», dijo el fiscal Vance.

“Como se alega, estos oficiales abusaban flagrantemente su poder cuando ignoraron su formación y las visitantes sometidas a registros humillantes e ilegales. Además, intentaron para encubrir sus acciones, obligar a las visitantes a firmar los formularios de consentimiento de manera fraudulenta”, dice el comunicado del Ministerio Público.

El fiscal dijo que los agentes fueron asignados a una zona en el Centro de Detención de Manhattan, donde se revisan artículos no permitidos en la cárcel.

El Departamento de Corrección tiene un procedimiento oficial para la realización de búsquedas denominado “Pat Check» para los visitantes sospechosos de transportar contrabando, lo que requiere el consentimiento.

Con el fin de justificar sus registros ilegales, George, Rodríguez, Waiters y Absalón presentaron documentos falsos en el el Departamento de Corrección y la oficina del fiscal de Manhattan, lo que provocó a la detención de tres visitantes cuyos cargos fueron basados ​​en búsquedas ilegales, según la acusación.

“La protección de los derechos de los visitantes a cárceles de la ciudad no impide la capacidad de controlar el flujo de contrabando”, dijo la comisionada Garnett. En octubre de 2015, el tabloide Daily News informó sobre una demanda presentada por Dana Grottano, entonces de 27 años, quien acusó a una oficial de corrección en la cárcel de Rikers Island en Queens, de obligarla a quitarse la ropa frente a su hija, después de manosear sus partes íntimas, cuando ella estaba visitando a su novio en la cárcel.

La demanda dice que recibió la orden de quitarse los pantalones y la oficial tocó sus partes íntimas.

Meses antes, Nimra Butt demandó al departamento, diciendo que se vio obligada a desnudarse ilegalmente sin causa durante tres visitas separadas entre diciembre de 2014 a marzo de 2015.

Elias Husamudeen, presidente de la Asociación de Beneficencia de Oficiales de Corrección, defendió el lunes a las guardias que trabajan en las cárceles por su “profesionalismo diligente”.

El sindicalista dijo que los oficiales de corrección del centro de detención en Manhattan asignados al área de visitas, detuvieron a más de 50 sospechosos en 2018 por intentar contrabandear heroína, marihuana, cocaína, sintética K2, maquinillas de afeitar, bisturís y otros tipos de contrabando.

Compartir