Viajeron son asaltados cuando llegan a su residencia

Los asaltos contra personas que regresan del extranjero preocupan a quienes han sido víctimas de estas bandas que operan en los aeropuertos y que temen ser nuevamente atacados o que algún pariente experimente igual situación.

Esta modalidad criminal opera con delincuentes organizados en pandillas que asechan y persiguen sigilosamente a los viajeros hasta sus casas, para luego, a punta de pistola, obligarlos a entregarles sus pertenencias.

La señora Yolanda Benítez vivió una experiencia similar a principios de este año. Varios hombres la siguieron desde el Aeropuerto Internacional Las Américas (AILA) hasta su residencia, ubicada en un sector del municipio Santo Domingo Este.

Cuenta que su esposo acudió a recogerla a la terminal aérea, y que cuando estaba en la marquesina de la vivienda tres hombres aparecieron de repente y encañonaron a su cónyuge todavía montados en el vehículo.

Yolanda ni su marido resultaron heridos, pero los vándalos, que andaban en un motor, les dispararon tres veces y le arrebataron su cartera, llevándose consigo dinero en dólares, pasaporte y otros documentos.  Pero esta pareja no ha sido la única sorprendida por esta nueva forma delictual.

En junio de este año, cuatro mujeres fueron a recibir a un pariente al AILA y fueron asaltadas por dos hombres que andaban en un motor. A estas damas les arrebataron sus bolsos y todo lo que llevaban dentro.

“Nunca nos dimos cuenta de que nos seguían. Esos hombres aparecieron como de la nada”, explica una de las mujeres asaltadas, pidiendo no ser identificada.

No sólo en el AILA se está dando esa situación. El pasado 5 de agosto, esta manifestación delictiva convirtió en víctima a los miembros de una familia que retornaba desde los Estados Unidos, por el Aeropuerto Internacional del Cibao.

La señora Yulisa Collado, Pablo Nolasco y Yohani Collado fueron perseguidos y asaltados. Le quitaron dinero, pasaportes y otras pertenencias.

En esos días, en el aeropuerto del Cibao también fue asaltado otro joven que viajó al país desde Estados Unidos,  junto a un amigo en la urbanización Thomén, de Santiago. El pasado 20 de febrero, la Policía apresó a cinco personas vinculadas a una banda supuestamente dedicada a ubicar viajeros que llegaban por el AILA.

La Policía identificó a los detenidos por los nombres de José Francisco de León Disla (Kiko); Ramón Antonio Liriano Pichardo (Kikito), Valentín Soriano Garabito, Rafael Alexander Coronado Concepción y Jonathan Contreras Martínez (Peggy).

No obstante el desmantelamiento de esta pandilla, tres meses después, el 10 de mayo pasado, desconocidos mataron a balazos a un hombre que regresaba al centro de la capital, luego de haber recibido a una sobrina que arribó al país procedente de Madrid, España.

La víctima fue identificada como Johnny Urbáez, de 60 años. Este hombre fue perseguido desde el AILA e interceptado cuando entraba al parqueo de su residencia ubicada en la urbanización Eugenio María de Hostos, en Santo Domingo Este.

Su sobrina, Islandia Pérez Cuevas, de 35 años, narró a la Policía que su tío fue sorprendido por tres hombres a bordo de una motocicleta marca RX-115, quienes emprendieron la huida tan pronto cometieron el asalto.

Fallece oficial fue herido

La madrugada del pasado sábado murió un segundo teniente de la Policía que fue herido el 11 de octubre por dos asaltantes que interceptaron el vehículo en que se desplazaba junto a su esposa e hijos por la carretera Mella esquina San Vicente de Paul, cuando el oficial había ido a buscar a su familiar al aeropuerto internacional de Las Américas.

Luis Armando Ovalle fue herido de un balazo en la cabeza, lo que motivó su internamiento en el hospital Salvador B. Gautier, donde murió ayer.

En otro caso, en mayo pasado la Policía apresó a cuatro de seis supuestos asaltantes que el 29 de abril de este año asaltaron a los esposos Susana María Carolina y Ramón Vélez Baldera cuando la pareja se encontraba en el parqueo de su residencia luego de regresar del aeropuerto. Los esposos fueron despojados de ropa, celulares, cámaras, una laptop, dinero y una yipeta.