Wisin & Yandel se negaron a cobrar concierto organizado por capo Anyelo Millones

Wisin y Yandel se negaron a cobrar por una presentación que hicieran en una fiesta de Navidad en 2008 organizada por el narcotraficante Ángel Ayala Vázquez, según testificó hoy un miembro del equipo de trabajo de los artistas en el caso contra el reconocido capo.

El representante del llamado “Dúo de la historia del reguetón”, Ángel Mejías, afirmó, al responder a las preguntas de la fiscal Maritza González en el Tribunal Federal del Viejo San Juan, que solo recibieron un pago esa noche los miembros del “crew” (equipo de trabajo), que incluye bailarines, entre otros.

“Una persona llegó con un bolso y cuando la abrí, vi que era el dinero para el ‘crew’ de nosotros, pero Wisin y Yandel no cobraron”, destacó Mejías sobre el concierto que se llevó a cabo en diciembre de 2008 en el residencial público José Celso Barbosa de Bayamón, ciudad aledaña a San Juan.

El dúo de reguetón, por su parte, señaló a través de un comunicado de prensa que se negó a cobrar por su actuación en esa fiesta porque su participación fue “un regalo hacia el cariño y apoyo que siempre nos ha dado el residencial en nuestras carreras”. Fue en ese mismo residencial público donde Ayala Vázquez, conocido como “Boster” o “Búster”, “El negro” o “Papa Upa”, lideró la principal organización de narcotráfico en Puerto Rico desde 1995 hasta que fue detenido en septiembre de 2009. Durante la incautación encontraron pergaminos de diferentes compañías de discos relacionadas con el reguetón, entre ellos Flow Music.

Entre los artistas de reguetón que solían referirse a Ayala Vázquez como “Buster” o “Boster” en sus canciones se encuentran Don Omar y Héctor Delgado, antes conocido como Héctor “El Father”. Fue en ese mismo residencial público donde, además de Wisin y Yandel y Elvis Crespo, se presentaron Don Omar, Mario VI, Gilberto Santa Rosa, el grupo Aventura y el cantante de ‘dancehall’ Sean Paul.

En febrero y marzo de 2009, Don Omar y Wisin y Yandel comparecieron al tribunal federal en Hato Rey, sector de San Juan, ante un gran jurado que investiga pagos en efectivo recibidos por el concierto navideño de 2008.

Ayala Vázquez podría se sentenciado a una condena de un mínimo de diez años en prisión hasta cadena perpetua.