hipolito-dice-es-«bastante-dificil»-retribuir-tanto-afecto-recibido

Santo Domingo, RD – El expresidente Hipólito Mejía volvió a agradecer la solidaridad que ha recibido de parte de todos los sectores de la sociedad y las personas que han ido a externarle sus condolencias por el fallecimiento de su esposa, doña Rosa Gómez de Mejía.

«Yo quisiera poder ver y abrazar a todo el mundo, pero es difícil, son 80 años ya; espero verlos mañana, a todos… es imposible para mí retribuir todo el afecto y cariño que he recibido, pero son 80 y pico de años que yo tengo, soy un señor mayor ya», expresó Mejía, quien a su salida de la funeraria se paró a conversar con los medios de comunicación.

La muerte de doña Rosa, como era conocida popularmente, se produjo tras sufrir un infarto fulminante la noche del lunes, luego de participar en un acto en el museo Trampolín.

Doña Rosa Altagracia Eulogia Gómez Arias de Mejía nació en 1940 en la comunidad de Gurabo, provincia de Santiago, al norte de República Dominicana.

Se casó a sus 24 años (4 de julio de 1964) con el expresidente Rafael Hipólito Mejía Domínguez, con quien procreó cuatro hijos: Ramón, Felipe, Carolina y Lissa.

Su sepultura se realizará en el cementerio del Jardín Memorial luego de una misa de cuerpo presente, que se hará a las 10 de la mañana del miércoles.

Por la funeraria ha pasado el liderazgo político, social y empresarial del país para ofrecer sus condolencias al exmandatario y a sus hijos.