PUERTO RICO.- Hoy se cumplen 18 años de la muerte de “El Cantante de los cantantes”, Héctor Lavoe, uno de las figuras más importantes en el género de la salsa.

El sonero falleció el 29 de Junio de 1993 a los 47 años en el Hospital Saint Claire en  Nueva York, debido a una complicación de salud, tras ser diagnosticado con VIH.

No es secreto que a la par con su exitosa carrera musical, – la cual inició de la mano de Johnny Pacheco y Willie Colón,-  su vida personal  fuera en deterioro por su adicción a las drogas.

El cantante vivió una parte de su vida sumido en una profunda depresión de la que intentaba salir mediante la rehabilitación. Muchas pérdidas como la de su hijo, padre y suegra desequilibraron su estado emocional. Lo que eventualmente lo llevó a intentar suicidarse al lanzarse desde el balcón de una habitación en un hotel en San Juan, luego de la suspensión de un concierto en Bayamón.

Sin embargo, su agitada vida personal no impidió que Héctor Juan Pérez Martínez, nombre de pila, se consagrará como uno de los soneros más importante después de Ismael Rivera, (Sonero Mayor),  hecho que ha sido reconocido por otros exponentes salseros.

Con su inigualable voz emprendió desde el 1975 su carrera como solista con los discos “La voz”, “De ti depende” y “Comedia”, álbumes que contenían los éxitos, “Periódico de ayer” (de Tite Curet Alonso) y “El cantante” (compuesta por Rubén Blades).  Además, desarrolló su vertiginosa carrera junto a la Fania All Stars.

Una información de El Nuevo Día de Puerto Rico explica que no cabe duda que con más de una veintena de discos con su orquesta y  junto a Willie Colón, “El hombre que canta hasta debajo del agua”  ha dejado un legado indeleble en la memoria de los salseros del mundo.