Representantes de la empresa Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI (Aerodom), acudieron ayer al Senado a explicar el adéndum del contrato que les ha permitido cobrar US$1.30 por cada pasajero que entra al país.

La comisión permanente de Seguridad y Defensa del Senado, que preside Carlos Castillo se reunió con el director de Aerodom, Andrew O’Brian y el equipo técnico de la empresa, encuentro en el que participó el Ministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa, en su condición de miembro de la Comisión Aeroportuaria, y el director del Departamento Aeroportuario, Arístides Fernández Zucco.

El tema sobre el cobro a cada pasajero que entra al país fue puesto sobre el tapete por el senador Adriano Sánchez Roa, quien solicitó al Senado investigar por qué la empresa hace el cobro sin la autorización del Congreso Nacional.

A la reunión no asistió el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Abel Rodríguez del Orbe, quien será invitado a explicar la legalidad o no de los decretos que permitieron a Aerodom ampliar, por cuatro años más, el acuerdo de concesión que el Congreso Nacional le había aprobado por cuatro años (en el 2004).

«Vedettismo…»

Para el senador Charlie Mariotti, miembro de la comisión, «se está haciendo mucho ‘vedettismo'» con ese proyecto, que consideró «muy delicado». Sugirió que la comisión no dé declaraciones a los medios y emita un informe. Mientras que el vicepresidente de la comisión y autor de la iniciativa, Sánchez Roa, insistió en que el traspaso del cobro de la tasa de US$1.30 por pasajero no fue aprobado por el Congreso, como ordena la Constitución.