La educación será la preocupación fundamental del gobierno que encabezará Hipólito Mejía, afirmó su compañero de boleta, Luis Abinader, al describir las principales iniciativas definidas en el Programa de Gobierno del PRD “para poner en marcha una revolución educativa en el país”.

Tras señalar que el progreso no es posible sin ciudadanos formados en el conocimiento, el economista y empresario garantizó que la administración de Mejía cumplirá con el 4 % asignado por ley a la educación. Y apuntó que “los recursos financieros aportados servirán para aumentar la cobertura escolar mediante la construcción de pequeños planteles en comunidades sin escuelas o con instalaciones en mal estado”.

Al dictar una conferencia ante representantes de la sociedad civil de Baní, Abinader indicó que el próximo gobierno del PRD le asignará una mayor proporción del gasto a las actividades de enseñanza-aprendizaje, equilibrando la proporción actual que privilegia el gasto de personal.

“Le haremos una necesaria mejora a la remuneración de los maestros, creando un programa de incentivos por logros que motive a la clase magisterial a brindar una mayor calidad en las tareas de enseñanza”, dijo.

Y agregó: “Reforzaremos los programas de capacitación de profesores y crearemos la posición de tutores para ayudar a los alumnos con un ritmo más lento de aprendizaje.

Propiciaremos la descentralización de las escuelas para lograr un mayor empoderamiento de las comunidades y las familias en el proceso educativo”, sostuvo.