JUPITER, Florida (De MLB.com) .- A pesar de las preocupaciones por una lesión en la rodilla que lo obligó a abandonar la derrota 1-0 del sábado ante los Marlins, el emergente estelar campo corto de los Metros, Amed Rosario, tiene esperanzas de que la dolencia no lo mantendrá fuera por mucho tiempo.

Después de ser golpeado por el abridor de los Marlins, José Urena, en la cadera izquierda durante la segunda entrada, Rosario salió antes de la parte baja de la tercera, con lo que los oficiales del equipo llamaron irritación en la rodilla derecha.

El antesalista Phillip Evans se deslizó al campo corto para reemplazar a Rosario, de 22 años, con David Thompson reemplazando a Evans en la esquina caliente.

“Fue durante el sprint que hice desde la segunda base hasta el plato de home en la segunda entrada sobre el rodado de Matthew Den Dekker que sentí algo en mi rodilla”, dijo Rosario.