La Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet) arreció hoy sus acciones para imponer el orden e impedir que conductores del transporte público improvisen paradas y terminales en cualquier esquina de la ciudad sin autorización oficial.

Miembros de la entidad que dirige el mayor general José Aníbal Sanz Jiminián, impidieron nuevamente esta mañana el establecimiento de paradas y terminales en el entorno del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, especialmente en los alrededores de las estaciones del Metro de Santo Domingo.

Una gran cantidad de agentes de Amet fueron desplegados hoy en las avenidas 27 de Febrero, John F. Kennedy y Máximo Gómez, para mantener despejadas las esquinas que eran ocupadas por vehículos del transporte público.

El periodista José Jáquez, vocero de la Amet, explicó que esta institución no puede permitir que cualquier grupo de personas tome una intersección y establezca una parada o terminal sin que ésta haya sido autorizada por los organismos encargados de regular el tránsito.

Jáquez dijo además, que la Amet tampoco puede permitir que conductores del transporte público se coloquen en las paradas de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (Omsa), como ocurre en las avenidas Máximo Gómez, 27 de Febrero y Kennedy.