Al contar con una excelente salida de Lorenzo Barceló, que permitió tres hits, y el mejor juego de la temporada de Carlos Gómez, las Águilas Cibaeñas mantuvieron reales oportunidades de alcanzar la final al derrotar por vía de la blanqueada 3- 0 a los Tigres del Licey, en la continuación del Round Robin en el Estadio Cibao.

Fue la segunda victoria en noches consecutivas para los mameyes (6-9) que se colocaron a un juego por debajo de Tigres y Gigantes ambos con récord de (7-8) cuando sólo queda una posición clasificatoria disponible.

Restando tres juegos para cada equipo, los Leones aseguraron su pase a la final al vencer a los nordestanos anoche.

El pitcheo de las Águilas limitó a sólo cuatro hits a los bates contrarios y realizó los 27 outs enfrentándose a 28 bateadores.

Barceló (2-1) ponchó cinco y no dio boleto en siete entradas, Wilkins Arias lanzó sin novedad en el octavo y Miguel Batista retiró los tres en el noveno para apuntarse su tercer salvamento.

Por el Licey, perdió el cotuisano Ramón Ortíz (0-2), que lanzó cuatro y dos tercios de dos carreas, cinco hits, un boleto y un ponche. Lo relevaron Freddy Dolsi, David Pfeiffer, Fautino De Los Santos, Jonathan Ortíz, que permitió una anotación, Carlos Pérez y Jesús Colomé.

El centrocampista Gómez realizó sendos disparos certeros en el tercer y sexto episodio para poner fuera a Wil Nieves y Alejandro De Aza respectivamente, quienes intentaban alcanzar la tercera base. Ambas jugadas sirvieron para completar dobles matanzas y así detener las amenazas de los azules.

Los aguiluchos marcaron dos carreras en el quinto episodio. Gómez conectó rodado para forzar en segunda base a Yoenis Céspedes, luego se estafó la intermedia y Elián Herrera recibió boleto, le siguió Joaquín Arias con sencillo remolcador al central y frente a Dolsi, Héctor Luna impulsó a Herrera con imparable por el centro del terreno.

Otra vez Gómez fue factor para que los amarillos anotaran una más en el séptimo, cuando se embasó con toque, robó segunda y avanzó hasta la antesala con error en tiro del receptor Wil Nieves, luego se deslizó quieto en la goma con un corrido muy arriesgado cuando Brandon Moss conectó elevado en terrritorio de foul por tercera base. Las Águilas reciben a los Leones hoy a las cinco de la tarde.