Chris Brown volvió a demostrar que se le hace muy difícil controlar su ira, esta mañana cuando participó en el programa “Good Morning America” de ABC.

El cantante llegó al estudio de la cadena para promocionar su disco “F.A.M.E. (Forgiving All My Enemies)” y el próximo lanzamiento de “Fortune”, su nuevo material.

La periodista Robin Roberts, estuvo a cargo de la entrevista y en un momento dado abordó al interprete sobre el incidente de violencia doméstica que protagonizó en febrero de 2009, cuando agredió brutalmente a su entonces novia la cantante Rihanna.

Brown esquivó la pregunta y siguió hablando de su disco, pero Roberts volvió a preguntarle acerca de los aspectos legales que siguen pendientes del caso.

Al terminar la entrevista el artista se dirigió hacia su camerino y comenzó a gritar y golpear objetos asustando así a los maquillistas, vestuaristas y otros técnicos del programa.

El cantante se salió tanto de control que tomó una silla y se la tiró a la ventana del camerino, provocando que algunos vidrios cayeran en la calle 43 y Broadway.

Cuando la seguridad de ABC llegó al camerino el artista ya había roto la ventana y había salido del edificio sin camisa, pues durante el momento de rabia se la arrancó.

Mientras salía del edificio fuentes indicaron que Brown se topó con uno de los productores del segmento y se le acercó a su cara mirándolo a los ojos, por lo que tuvieron que separarlos.

Tras el incidente, el joven escribió en su cuenta de Twitter:

“Estoy harto de la gente que continúa trayendo a colación este fastidioso evento. Sin embargo, celebramos a Charlie Sheen y a otras celebridades por sus barbaridades”.

Diez minutos después Brown borró ese comentario y escribió:

«¡¡A todos mis fanáticos!! ¡¡Este disco es para ustedes y sólo por ustedes!! ¡Honestamente! ¡Amo este equipo dinámico!”.

Brown continúa en probatoria por delito grave. En diciembre de 2009, el artista le concedió una entrevista a profundidad a Roberts sobre el incidente, que fue presentada en el programa “20/20”.