Santo Domingo.- La señora Ana Virginia Alfonseca, residente en la localidad El Bonito de Santo Domingo Este, acusó este miércoles al subdirector del CESTUR, coronel Rafael Domínguez Sosa de atentar contra su vida y sus propiedades para despojarla de 117 tareas de tierra que adquirió al Consejo Estatal del Azúcar (CEA).

A decir de Alfonseca coronel Domínguez Sosa se está valiendo de supuestos lazos de amistad con el consultor jurídico del CEA para tomar posesión de la parcela 3-B que ella ocupa desde hace más de cuarenta años.

La comunitaria Ana Virginia Alfonseca dijo que tiene más de cuarenta años en posesión de la parcela 3-B, del Distrito Catastral número 9, ubicada en la comunidad de El Bonito, en el distrito municipal de San Luis, en Santo Domingo Este, donde, según explicó ha construido una casa, ha hecho varias mejoras a la tierra y su inversión supera con creces el valor original de dicha parcela.

Ana Virginia Alfonseca afirma que al coronel Rafael Domínguez Sosa, del Ejército de República Dominicana (ERD) y subdirector del CESTUR, el CEA le vendió la parcela 3-A y ella vive en la parcela 3-B hace más de cuarenta años, lo que, según afirma, está refrendado por la carta de saldo y otras documentaciones que presentó y decenas de testimonios de sus vecinos y allegados que le acompañaron cuando la comunitaria Ana Virginia Alfonseca hizo la denuncia este miércoles.

La comunitaria Ana Virginia Alfonseca mostró el contrato número 201400317, firmado por Juan Miguel Stapleton, gerente de Crédito y Cobro del Consejo Estatal del Azúcar (CEA), el 11 de agosto de 2014, fecha en que se dio finiquito a ese contrato tras haber completado el total del pago de dicha parcela.

Durante una rueda de prensa frente a la sede del CEA, Ana Virginia Alfonseca estuvo acompañada de decenas de vecinos de El Bonito, San Luis, que dicen conocerla desde hace decenas de años, que reside desde siempre en esa comunidad y que al coronel  Rafael Domínguez Sosa jamás lo han visto en esa parcela, por lo que dicen no explicarse porque el CEA quiere despojar a Ana Virginia Alfonseca de esa parcela para entregársela al coronel Rafael Domínguez Sosa.