Ecuador recibió una nueva tanda de vacunas Pfizer

Ecuador recibió una nueva tanda de vacunas Pfizer

Una mujer recibe la primera dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech en contra del coronavirus (COVID-19) en una escuela convertida en un centro de vacunación, como parte del plan de vacunar a nueve millones de personas en 100 días, del gobierno ecuatoriano, en Quito.

La tarde del 8 de junio llegó al aeropuerto Mariscal Sucre de Quito un nuevo cargamento de vacunas Pfizer. Las 108.820 dosis servirán para continuar con la aplicación de vacunas como parte del Plan 9-100, que busca inmunizar a 9 millones de ecuatorianos en 100 días.

Las más de 108 mil dosis recibidas se suman a las 1.209.849 dosis de Pfizer que Ecuador ha recibido desde que inició el proceso de vacunación, en enero de 2021, cuando el ex presidente Lenín Moreno aún estaba en funciones. Hasta ahora, Ecuador ha recibido más de 3 millones de dosis. Las vacunas corresponden a los laboratorios Sinovac, Pfizer y AstraZeneca.

Según la información emitida por el Ministerio de Salud Pública del Ecuador, hasta este 8 de junio, 2.665.806 de ecuatorianos han sido inmunizados con una o dos dosis de las vacunas.

El plan de vacunación desarrollado por el gobierno de Guillermo Lasso inició el 31 de mayo de 2021 y consta de cuatro fases: salvamos vidas, nos cuidamos, menor contagio y nos reactivamos. Hasta el 15 de junio de este año se llevará a cabo la primera fase “Salvamos vidas”.

Las dosis de Pfizer que llegaron al país servirán para la primera y segunda etapa del Plan 9-100.

En la primera etapa, se busca inmunizar a grupos vulnerables prioritarios que incluyen a personas mayores de 65 años, a personas de 50 a 64 años con condiciones graves, discapacidad y enfermedades crónicas. También se espera completar la vacunación de personal de salud y personas que viven en condición de alto riesgo de contagio, de acuerdo a lo informado por el Ministerio de Salud.

La segunda fase “Nos cuidamos”, que inicia el 15 de junio y se extiende por un mes, hasta el 15 de julio, busca vacunar a personas de 50 a 64 años, a personas de 16 a 49 años con condiciones graves, discapacidad y enfermedades crónicas, y a personas que trabajan en sectores estratégicos.

En una entrevista con la televisión nacional, la ministra de Salud, Ximena Garzón, indicó que el gobierno ha adquirido 6 millones de vacunas CanSino. Además, están gestionando las dosis de la vacuna rusa Sputnik V. Estas dosis llegarían, según dijo la ministra, entre julio y agosto de este año.

Se espera que hasta diciembre de 2021 lleguen al país más vacunas Pfizer, para completar las casi 6 millones de dosis que ha gestionado el gobierno ecuatoriano.

El plan de vacunación avanza

Las personas inmunizadas contra el COVID-19 se muestran optimistas. Por ejemplo, según informó el Ministerio de Salud Pública, en el cantón Jaramijó, provincia costera de Manabí, Blanca Nieve Cedeño, de 69 años, recibió su primera dosis y manifestó: “Estoy muy alegre porque siento que con esta protección voy a poder estar más tranquila y vivir un poco más. Me siento muy agradecida por la atención que he recibido”.

Lo mismo sucedió con el profesor José Luis Toledo fue vacunado en Guayaquil: “Tengo 21 años enseñando inglés y esperaba con ansias ser vacunado y volver a enseñar desde las aulas. Ahora estoy más protegido y gracias a eso veré nuevamente a mis alumnos. Estoy agradecido con el personal de salud por la buena organización y amabilidad”, comentó. Desde el lunes, 7 de junio, inició el retorno progresivo y voluntario a las aulas de clase.

Aunque hay testimonios favorables de quienes han sido inmunizados, el plan de vacunación ha tenido algunos contratiempos. Por ejemplo, el lunes, 7 de junio, falsos mensajes y comunicados difundidos por WhatsApp, generaron confusión, aglomeraciones y cuestionamientos al programa de vacunación. Cientos de abogados recibieron un mensaje falso que los convocaba a ser inoculados en un centro de vacunación de Quito, capital del Ecuador.

Asimismo, en otros recintos de vacunación hubo inconformidad con el proceso. Según recogen medios locales, hubo personas que hicieron fila durante tres horas y no fueron vacunadas porque “solo estaban atendiendo con cita”. Otros hablaron de “desorganización total” y a otros les dijeron que las vacunas “se acabaron”.