Shanghai, China.- Directivos de Walt Disney Co. y sus socios chinos hundieron palas de oro en la arena al inaugurar simbólicamente la construcción del parque temático Shanghai Disneyland y otras atracciones igualmente ambiciosas.

Mickey y Minnie Mouse, vestidos con los atuendos tradicionales chinos, se tomaron el escenario junto a Cenicienta y Blanca Nieves para lanzar un parque al estilo del Reino Mágico, pero diseñado específicamente para China.

El primer parque temático de Disney en China continental y su tercero en Asia costará 24.500 millones de yuanes (3.700 millones de dólares). Los hoteles, lugares de entretenimiento adicionales y dependencias minoristas serán construidos a un costo de 4 mil 500 millones de yuanes (687.825 dólares).

Por mucho tiempo Disney había buscado construir en Shanghái, el centro financiero chino y una rica ciudad de 22 millones de habitantes, rodeada por el próspero delta del río Yangtze, donde viven decenas de millones de potenciales visitantes adicionales.

Shanghai Disneyland cubrirá una extensión de 3.9 kilómetros cuadrados y tendrá el mayor castillo Disney en el mundo y una extensión de 405 mil metros cuadrados. El lugar albergará dos hoteles con temática Disney, áreas de recreación en exteriores y un gran edificio de entretenimiento, comercio minorista y restaurantes.

Situado en el suburbio este de Shanghai, el parque busca atraer a 7.3 millones de visitantes cuando abra, en aproximadamente 5 años. Disney dijo que la porción del mercado a la que apunta para el parque es de 330 millones de personas, el número de quienes viven a un viaje de tres horas en auto o en tren desde Shanghai.