SANTO DOMINGO.- La escuela de Psicología de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), alertó al Gobierno y al Ministerio de Salud Pública sobre las  crecientes necesidades de atención psicológica que muestra un gran porcentaje de la población a raíz de la pandemia de la COVID-19.

La entidad educativa consideró que Salud Pública no puede seguir postergando la inclusión de profesionales de la psicología, en sus diversas ramas, como son la psicología general, social, comunitaria y clínica, en la estrategia de atención primeria y los centros comunitarios.

Afirmó que la incorporación de programas basados en la ciencia psicológica contribuirá a educar en salud, a promover patrones de comportamiento saludable y a prevenir trastornos psicológicos y dolencias físicas en las personas que usa esos servicios.

Señaló que la ansiedad, el maltrato, el abuso infantil y adolescente, la violencia en todas sus manifestaciones, la depresión, el uso de sustancias psicoactivas y de alcohol, son parte de los problemas psicológicos que se han agudizado como efecto del confinamiento por la COVID-19