España decidió mantener la cuarentena obligatoria a los viajeros de 12 países, entre ellos Brasil, Colombia y Perú

España decidió mantener la cuarentena obligatoria a los viajeros de 12 países, entre ellos Brasil, Colombia y Perú

La orden entra en vigor este sábado y supone la tercera prórroga de esta medida establecida por el Ministerio español de Sanidad el pasado 2 de marzo

España mantendrá al menos hasta al próximo 3 de mayo la cuarentena obligatoria de diez días para los viajeros procedentes de Brasil, Perú y Colombia, así como de nueve países de África, con el fin de evitar la propagación de las nuevas variantes del coronavirus.

La orden entra en vigor este sábado y supone la tercera prórroga de esta medida establecida por el Ministerio español de Sanidad el pasado 2 de marzo.

La medida establece que las personas que lleguen en vuelo desde cualquier aeropuerto de Brasil, Perú y Colombia o de Sudáfrica, Botsuana, Unión de Comoras, Ghana, Kenia, Mozambique, Tanzania, Zambia y Zimbabue deberán guardar una cuarentena durante los diez días siguientes a su llegada o durante toda su estancia en España si ésta fuera inferior a ese plazo.

El Ministerio español de Sanidad recuerda que la cuarentena “solo se podrá suspender al séptimo día si a la persona se le realiza una prueba diagnóstica por infección activa con resultado negativo”.

Durante este periodo de cuarentena las personas que lleguen de esos países deberán permanecer en su domicilio o alojamiento y limitarán los accesos al mismo de terceras personas.

Además tendrán que restringir sus desplazamientos a lo imprescindible: adquirir alimentos, productos farmacéuticos o de primera necesidad; asistencia a centros de salud o causas de fuerza mayor.

“La preocupación sobre los efectos de las variantes de Brasil y de Sudáfrica se mantienen, tanto en lo que afecta a su impacto por una mayor transmisibilidad, el riesgo de reinfecciones y una posible disminución de la eficacia vacunal, como por su extensión a países próximos a donde se detectaron inicialmente, muchos de los cuales presentan un grado de desarrollo limitado de las capacidades de vigilancia, detección y notificación”, especifica la orden del Ministerio español.

La incidencia del COVID-19 sigue aumentando en España, que suma casi un centenar más de fallecidos y cerca de 10.600 nuevos contagios de la enfermedad, según los datos oficiales publicados este viernes.

El Ministerio de Sanidad español informó de un aumento de la incidencia en diez puntos, hasta alcanzar los 213 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, dentro del considerado en el país como nivel de riesgo alto de la enfermedad.

Los fallecidos registrados en las últimas 24 horas fueron 99, con lo que España suma 76.981 muertos por el virus desde el inicio de la pandemia hace algo más de un año.

Los casos positivos contabilizados respecto al día anterior fueron 10.598, lo que elevó a 3.407.283 los contagios registrados hasta ahora en el país, de unos 47 millones de habitantes.

La presión hospitalaria aumentó unas décimas, con casi un 7,8 por ciento de las camas ocupadas por enfermos de COVID-19, el 21,7 en el caso de las unidades de cuidados intensivos.

España lleva administrado el 90 por ciento de los algo más de 13,7 millones de vacunas que ha recibido, las de Pfizer, Moderna y AstraZeneca, pues de la Jassen no se ha comenzado aún a aplicar, con lo que el 19 por ciento de la población tiene al menos una primera dosis y el 7 por ciento la pauta completa, según el ministerio.

El país prevé contar con su propia vacuna contra el coronavirus a lo largo de 2021, según dijo este viernes el presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, durante una visita a la farmacéutica que la producirá, Hipra.