EL vicealmirante de la Marina de Guerra José Roberto Muñoz Monción defendió su honorabilidad a propósito de una publicación del cable Wikileaks que lo señala como un colaborador del narcotráfico y lanzó un reto a las autoridades norteamericanas para que demuestren si ha estado involucrado en cualquier hecho delictivo.

Muñoz dijo que se ponía a disposición de las autoridades nacionales para que estas realicen una investigación completa sobre toda su vida militar, los puestos y cargos desempeñados y el historial que le acompaña donde quiera que ha estado.

“Abro las puertas de mi casa, mis pírricas cuentas personales, mi humilde patrimonio, y cada rincón de mi esfera pública o personal y reto al gobierno de los Estados Unidos y a la justicia nacional a que encuentren un solo centavo mal habido o hallar un bien adquirido de forma deshonesta y que no se corresponda con mis ingresos nominales”, acotó.

El alto oficial señaló que sin importar las consecuencias de lo que expresa demostrará respetuosamente con el tiempo y la prudencia necesaria la base proterva de una calumniosa imputación y de un maledicente y oscuro empeño.

Muñoz Monción entregó a los periodistas un legajo de documentos donde fue investigado por varias agencias de inteligencia de los Estados Unidos y que evidencian claramente que no ha estado ligado a ninguna actividad de narcotráfico o que viole la ley.

El vicealmirante admitió que su visa norteamericana le fue cancelada bajo la peor calificación de colaborar con el narcotráfico lo que dijo obedece a una jugada de sectores a lo interno de la Marina de Guerra, antes rumores de que podrá ser designado Jefe de la institución.

“Hoy, quien habla con la más elevada fuerza y con el más noble sentido de la humildad y honestidad personal he decidido dirigirme, primero a mi esposa, mis hijos y mis padres, luego a mis superiores jerárquicos, el señor Presidente de la República y el ministro de las Fuerzas Armadas, porque he tomado la decisión humana, militar y familiar de dar la cara, defenderme de una calumnia sin ejemplo y un daño proverbial a mi persona, a mi familia y a las Fuerzas Armadas”, acotó