El geólogo Osiris de León advirtió que la presa de colas que la empresa minera Barrick Gold construye sobre la cabecera del río Maguaca, en la provincia Sánchez Ramírez, ha evidenciado graves fallas técnicas que la exponen al colapso y que podría provoca desastres ambientales de consecuencias inimaginables.

Osiris dijo que actualmente la presa está en la cota 140 metros sobre el nivel medio del mar, y está proyectada para subir hasta 182.5 metros. “Pero ha mostrado una grieta grande en la cota 129 metros en el estribo izquierdo, y además tiene filtraciones en ambos estribos, el derecho y el izquierdo”, explica el también candidato presidencial por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

Dijo que lo anteriormente explicado indica que a la presa de cola de la Barrick Gold todavía le falta subir unos 42.5 metros de altura, pero que fruto de la falla experimentada en su estribo izquierdo debería remover parte importante del material fallado. Precisa que esta situación obliga a reconsiderar su diseño y proceso constructivo.

Osiris explica que la roca que sirve de cimiento a la presa exhibe múltiples diaclasas (grietas) y fallas de tensión, “las cuales debieron ser previamente selladas con lechadas de cemento inyectadas a presión, como forma de evitar las filtraciones tóxicas. Pero como eso no se hizo de forma adecuada, la presa ha tenido serias filtraciones en ambos estribos y en el futuro esto contaminará la zona con desechos cianurados altamente tóxicos y venenosos”, vaticina.

Apunta que en todo emplazamiento para una presa se hacen pruebas de permeabilidad a presión tipo Lugeon (ensayo de permeabilidad), a fin de medir los niveles de filtración que dejen escapar los materiales residuales tóxicos almacenados en el embalse de la presa de colas. Indica que cuando esos niveles de filtraciones son altos, es obligatorio sellar todas las vías de escape de los residuos líquidos.

Aconseja que las presas de colas mineras deben ser construidas con normas de seguridad más estrictas que las exigidas para edificar presas de agua, “porque las presas de colas almacenan materiales altamente tóxicos, como el cianuro de sodio, el cianuro de potasio y metales pesados, materiales altamente venenosos, y que ya en el pasado se han producido roturas de presas mineras en Stava, Italia; en Aznalcollar, España; y en Baia Mare, Rumanía, lo que cuestiona severamente la seguridad de las presas de colas mineras”, puntualiza Osiris.

Qué es una presa de cola

Una presa de cola es igual que un embalse de agua, con la diferencia de que en lugar de almacenar agua limpia se alimenta de desechos surgidos de procesos metalúrgicos desarrollados para recuperar metales procesados. En el caso específico de la mina Barrick Gold, la empresa de cola almacena todos los desechos cianurados, o lo que es igual, un agua cargada de sedimentos altamente tóxicos.

“Cuando se ha sacado el líquido enriquecido con oro y plata, ese residuo se manda a un lugar, que es la presa de cola. Es una presa, porque se diseña y se construye igual que una presa normal”, explica el geólogo Osiris.

Explica que para recuperar el oro y la plata, en las minas a cielo abierto se utiliza el cianuro, compuesto químico que tiene el papel de disolver estos minerales. El problema de que los sedimentos acumulados en la presa de cola se escapen, es que pueden provocar un desastre ambiental de dimensiones inimaginables.