La Cámara de Diputados instruyó a su comisión de Ministerio Público para que estudie una solicitud de interpelación contra el director de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET), a quien se acusa de penetrar ilegalmente al vehículo del diputado Ramón Sánchez de la Rosa para retirarle el tintado del cristal delantero.

Abel Martínez, presidente de la Cámara Baja instruyó a la comisión que preside Carlos Guzmán para que rinda un informe del caso y le sugiera las acciones a tomar en contra del titular de Amet, mayor general José Aníbal Sanz Jiminián.

Sánchez, del PRSC por La Altagracia, informó que el hecho ocurrió el pasado domingo, cuando se dirigía a Higüey junto a su familia.

El proponente de la interpelación, el vice vocero del bloque de Diputados del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Pedro Botello, calificó el hecho de ultrajante, ilegal y vejatorio contra el congresista.

“Esa acción del propio director de la Amet, fue en un acto irregular, vejatorio, bochornoso, que además de detener al diputado Ricardo Sánchez, que se le conoce como un caballero, se dirigía en su vehículo, y Sanz Jiminián lo detuvo y bajó del vehículo porque el cristal delantero lo tenía muy oscuros”, explicó.

Sánchez informó que se identificó y le explicó que lo iba a retirar cuando llegara a su casa, porque iba junto a su familia, pero que el director de AMET se introdujo a su vehículo, y procedió a quitarle el tintado, y luego ordenó a otro agente que siguiera el retiro.

Botello dijo que el diputado Sánchez no violó en ninguna parte la ley 241, para que el general Sanz Jiminián penetrara al vehículo del diputado, que goza de inmunidad parlamentaria, por lo que se identificó y le explicó que lo iba a retirar cuando llegara a su casa, porque iba junto a su familia, pero que el director de AMET se introdujo a su vehículo, y procedió a quitarle el tintado, y luego ordenó a otro ageametnte que siguiera el retiro.