Tras siete años de matrimonio, la pareja de artistas Jennifer López y Marc Anthony informó su decisión de terminar su matrimonio.

CLICK AQUI PARA VER EL VIDEO

«Hemos decidido poner fin a nuestro matrimonio», dijo la pareja en una declaración conjunta, enviada hoy por su publicista Blanca Lasalle.

«Esta ha sido una difícil decisión y hemos concluido todos nuestros asuntos de una manera amistosa. Es un momento doloroso para todos los envueltos y agradecemos el respeto a nuestra privacidad en este momento», añadió la pareja.

López, de 41 años, y Anthony, de 42, se casaron en junio de 2004 en una ceremonia informal y secreta en la casa de la actriz en Beverly Hills.

Para la jueza de «American Idol» fue el tercer matrimonio y para el salsero, el segundo.

El matrimonio tiene una pareja de mellizos, de 3 años de edad, llamados Max y Emme.

Desde hace más de un año los rumores de separación entre ellos eran constantes. No obstante los comentarios alusivos a su divorcio siempre fueron desmentidos por ambos cantantes a través de entrevistas o con sus manifestaciones de amor en público. Una de las acciones que apaciguó por un tiempo los rumores lo fue la renovación de sus votos matrimoniales, el 5 de junio de 2010, fecha en la que cumplían seis años de casados.

«Un nuevo comienzo, por favor comparta este momento con nosotros mientras le damos calor a nuestro hogar con una fiesta para celebrar el sexto aniversario», leía la invitación que la pareja le envió a alrededor de 200 invitados a la ceremonia.

Sin embargo, ya en enero de este año varios sitios en internet aseguraban que el matrimonio enfrentaba una crisis que se habría agravado por una supuesta deuda que Marc contrajo en Nueva York y que ascendía a $3.4 millones.

Tan reciente como en abril, Jennifer y Marc anunciaron que trabajaban en la creación de la competencia de talento «Q’Viva! The Chosen», cuyo futuro ahora es incierto, así como los planes de la pareja de establecer un estudio de cine en Puerto Rico.