GINEBRA.-El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, se dieron la mano en Ginebra el miércoles al comienzo de su primera cumbre, con las tensiones en su punto más alto en años.

Los dos mandatarios se dieron la mano después de pararse con su anfitrión, el presidente suizo Guy Parmelin, frente a la villa La Grange con vista al lago de Ginebra, donde se reunirán por hasta cinco horas, con los ataques cibernéticos, la intromisión electoral rusa y las violaciones de los derechos humanos como principales temas en la agenda.