Pistolas suicidioSANTIAGO, RD.-Aquejado por problemas de salud, un hombre se quitó la vida ayer miércoles de un disparo en la cabeza, en su residencia del sector de Gurabo, de esta ciudad.  

Jorge Luis Farrera Pinales, (Carlos), de 24 años, se hizo el disparo en la región temporal derecha con el revólver Smith/ Wesson, calibre 38, que portaba de manera ilegal.

El hecho ocurrió en una habitación de su residencia, ubicada en la calle Los Rieles esquina 13, apartamento 1-B, del referido sector.

El occiso dejó una nota manuscrita que dice:” que no culpen a nadie, que todo se debió a su enfermedad y que su hermana Yossi no tenga problema por el revólver, que todo fue su culpa y que lo buscó para acabar con su vida”.

La Policía Científica colectó el revólver, con numeración limada, un casquillo y un proyectil.

El cadáver fue traslado al Instituto Nacional de Ciencias Forense (Inacif), para fines de autopsia.