jean luis rodriguezSANTO DOMINGO, RD.-La Juventud Revolucionaria Dominicana (JRD) realizo una vigilia por la Unidad en la isleta localizada frente a la Casa Nacional del Partido Revolucionario Dominicano, en la Av. Winston Churchill esquina Av. Sarasota, al conmemorarse la llegada al país del PRD, el cual arribó con la misión de organizarse para contribuir a la materialización de las reivindicaciones de la sociedad dominicana y establecer un sistema democrático tras la muerte del Dictador Rafael Leónidas Trujillo.

En la actividad estuvieron los jovenes perredeistas con velas encendidas de todo el pais representando la causa y clamando unidad, en el lugar estuvo un fuerte dispositivo policial custodiando la vigilia pacifica llevada a acabo por los jovenes.

El presidente de la juventud perredeista Jean Luis Rodriguez el cual encabezaba la actividad expreso:¨Hoy, 52 años después, es una pena que mientras el país vive momentos difíciles nuestra organización está sumida en una lucha interna que nos aleja de la verdadera razón de ser del PRD, que es estar del lado del pueblo dominicano, defendiendo las nobles causas de los maltratados por un sistema injusto y un gobierno indolente; es una pena que mientras el déficit energético devora millones de dólares del presupuesto nacional para solo beneficiar la mafia de los generadores nuestro mil veces glorioso Partido Blanco no logra reunir sus máximos organismo para combatir estos males; es una pena que la violencia y la criminalidad no distinga colores, razas, ni rangos sociales o militares y que tanto civiles agentes del orden público caen día a día como moscas ante la mirada indiferente de quienes nos gobierna y nuestro conflicto interno actúa de manera negligente ante estos males; es una pena que un día como hoy estemos pidiendo Democracia al partido que paradójicamente introdujo ese concepto al país; hoy la juventud despierta y se hará sentir para hacer entender que el PRD somos todos y que el país está primero!¨

¡Que Viva el Partido Revolucionario Dominicano, el Partido del Pueblo, de la Libertad!