La Oficina de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo dejó en libertad este martes a dos jóvenes acusadas de estafar hombres cuando los llevaban a cabañas con el objetivo de tener relaciones sexuales.

El juez Richard Aquino Natera le impuso una medida cautelar consistente en  presentación periódica ante la Fiscalía, impedimento de salida del país y una garantía económica de 500 mil pesos a Anneris Gómez Quezada y Lenny Cristal Batista Jiménez, apodadas «las dormilonas» y  quienes deberán realizar el pago  a través de una compañía de seguro.

De acuerdo con el expediente, las jóvenes conocían a sus víctimas en discotecas y tras seducirlos los invitaban a las cabañas, pero se componían con dos hombres más para que le dieran seguimiento hasta los moteles, donde luego de tener relaciones sexuales los dejaban dormidos y se iban con las prendas y los vehículos de éstos.

Destaca que las piezas de los autos las vendían en repuestos usados.

El Ministerio Público asumió la acusación, debido a que el hombre que presentó la querella se retiró de la misma.

Por el hecho las autoridades persiguen a los dos cómplices de las jóvenes.