Las lluvias de las últimas horas registradas en el estado de Oaxaca han dejado entre 180 y 200 mil personas afectadas en diversas colonias y municipios, reconoció el gobernador Gabino Cué Monteagudo.

El número de personas muertas por las lluvias aumentó a tres.

Se reportan dos fallecidos en el municipio de Salina Cruz y uno más en San José Chiltepec, en la región de la Cuenca del Papaloapan, en límites con el estado Veracruz.

En su gira de trabajo por el municipio de Salina Cruz, en la región del Istmo de Tehuantepec, el gobernador, quien sobrevoló la zona, mencionó que esas afectaciones se registran sobre todo en la zona del Istmo de Tehuantepec y la costa oaxaqueña.

Ante esta contingencia, elementos del Ejército Mexicano implementaron el Plan DN-III para auxiliar a la población que afectada por la lluvia que provoca la onda tropical número 9, cuyos efectos han azotado a 42 municipios del estado.

La secretaria general de Gobierno solicitó se declare zona de desastre en todos esas localidades para obtener la ayuda del gobierno federal.

Mientras que brigadas médicas de la Secretaría de Salud ofrecen ayuda y aplican medidas sanitarias para atender infecciones y prevenir enfermedades derivadas de la inundación que se abatió en al menos 25 colonias de Salina Cruz y Tehuantepec y municipios aledaños como San Mateo del Mar, San Pedro Huamelula, Tehuantepec y Santiago Astata, entre otros.

En tanto que personal de las Secretaría de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable, Caminos y Aeropistas de Oaxaca y la Comisión Estatal del Agua trabajarán con maquinaria pesada, camiones de volteos y carros cisterna para la limpieza de escombros, calles y avenidas, y la extracción del agua de viviendas y zonas anegadas, todo ello en combinación con las autoridades municipales.

Cué manifestó que después de la limpieza en las viviendas, se levantará un censo para conocer el monto de las pérdidas materiales de las personas y cuántas viviendas resultaron dañadas, y disponer de ayuda material si es necesario.